12 de febrero de 2016
12.02.2016

Cinco años a la espera de ayudas

Desde 2011 la salud de la afectada se ha visto mermada de manera considerable

12.02.2016 | 00:03
Cinco años a la espera de ayudas

Dependencia. Un vecino de Castelló denuncia que su madre, de 89 años, tiene reconocido el grado máximo de dependencia y aún así sigue sin recibir prestaciones.

La gestión de las ayudas a personas dependientes ha sido totalmente deficiente en los últimos años a juzgar por las denuncias que han hecho públicas centenares de afectados a través de la Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia. El caso del castellonense José Melià ejemplifica como tantos otros la tardanza en la concesión de las prestaciones. Su madre, Victoria Amat, tiene 89 años y está postrada en cama por una demencia progresiva. Fue evaluada por primera vez en 2011. Entonces su situación era delicada, pero la familia fue advertida que al no haber alcanzado el grado 3 (el máximo en dependencia) sería improbable acceder a las ayudas. «Era en plena crisis y ya nos dijeron que no sería factible», relata el hijo de la afectada.

Pasaron tres años y decidió pedir de nuevo la prestación ante el agravamiento del estado de salud de la madre. En concreto, solicitó la ayuda para el servicio de atención domiciliaria. Según el informe de salud para el reconocimiento de las prestaciones sociales fechado en diciembre de 2014, la mujer sufre dolor crónico, trastorno mental transitorio, alucinaciones y anemia, entre otras muchas patologías. El estudio médico la considera como «dependiente total», al no ser capaz de realizar por sí misma tareas rutinarias como comer, lavarse, vestirse o incluso caminar. Además, padece un «deterioro cognitivo patológico», según el informe.

No fue hasta noviembre del año pasado, ya con el nuevo Consell, cuando reconocen a Victoria oficialmente el grado máximo de dependencia. Una buena noticia para la familia que desde que empezó el tortuoso camino de la tramitación ha tenido que contratar por su cuenta a una cuidadora para poder atender las necesidades de asistencia de la anciana.

El problema ahora es que la ayuda solicitada, que rondaría los 700 euros al mes por la atención a domicilio, sigue sin llegar. «He mandado innumerables escritos a la conselleria y he llamado a varios números de teléfono que me han ido facilitando para saber en qué situación se encontraba el caso de mi madre y a día de hoy no he recibido respuesta», explica indignado José. «Es una verdadera vergüenza que te encuentres tan desamparado, y eso que parecía que iba a cambiar la situación», señala el denunciante en uno de las correos remitidos a la Generalitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine