19 de febrero de 2016
19.02.2016
DEPORTES

Un gol para seguir soñando

Un tanto de Denis Suárez de falta directa permite al Villarreal adelantarse en la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Liga Europa ante el Nápoles

19.02.2016 | 17:48
Un gol para seguir soñando

El partido tuvo rachas, pero más dominio del conjunto italiano. La vuelta, el próximo jueves

Un gol de Denis Suárez en la recta final del partido permitió al Villarreal CF sumar una victoria ilusionante y quizás decisiva en la Liga Europa. En un partido de ráfagas, en la que el Nápoles tuvo mayor control del balón, el submarino dio un golpe sobre la mesa con ese tanto y afronta el partido de vuelta con esperanza.

La primera ocasión clara del encuentro no tardó en llegar y fue a los cinco minutos cuando Roberto Soldado perdonó. Fue una jugada en la que se lució Reina ya que el portero del Nápoles había salido a despejar un balón en el borde del área cuando este le cayó a Soldado, que tardó demasiado en chutar a puerta vacía y dio tiempo al exmeta amarillo de volver a su sitio y despejar de nuevo el lanzamiento del valenciano.

La había tenido el Villarreal, una muy clara además, y solo quedaba confiar en que esa jugada no acabara siendo determinante. Esa ocasión era fruto de la intensidad con la que había saltado el equipo al campo aunque, conforme avanzaron los minutos, las fuerzas se fueron igualando. El Villarreal lo intentaba con sus armas y el Nápoles buscaba su primera aproximación a la portería amarilla, ayer defendida por Areola, en jugadas a la contra. Hamsik y Gabbiadini quisieron comprobar la solidez defensiva del Villarreal en dos jugadas casi consecutivas que Mario y Víctor Ruiz desbarataron.

Demasiada presión

Los de Marcelino parecían estar jugando más presionados que su rival y así lo evidenciaban las múltiples pérdidas de balón en el centro del campo que daban alas a los italianos, quienes no desaprovecharon la ocasión de hacerse dominadores del balón y apretar a Areola. No podían dar tantas concesiones al, hasta el pasado fin de semana, líder de la Serie A italiana y mejor equipo de la fase de grupos de la competición.

Por suerte, la defensa del Villarreal contaba con la solvencia de otros encuentros y lograba frenar las embestidas rivales. En una de ellas, en las que Dos Santos trataba de iniciar una contra, el mexicano se lesionó y obligó a Marcelino a variar su planteamiento, dando entrada a Castillejo.

No notó excesivamente el cambio el submarino y dispuso de alguna aproximación protagonizada por Denis Suárez, que erró su lanzamiento final.

Con el empate a cero se llegó al descanso. Había sido un primer tiempo con el Nápoles como poseedor del dominio del juego, pero tampoco con demasiadas claras ocasiones. Eso sí, algo tenía que cambiar en el Villarreal para volver a jugarle de tú a tú al cuadro italiano como sí había hecho en los primeros minutos.

El inicio del segundo tiempo fue calcado al de la primera parte, con una clara ocasión por parte del Villarreal errada de nuevo por Soldado. Volvía a perder el Villarreal la ocasión de ponerse por delante. Igual que lo haría minutos después, en esta ocasión en un lanzamiento de Baptistao.

De nuevo el juego estaba bastante equilibrado y, tras una manos de Bruno dentro del área reclamadas por los jugadores del Nápoles, volvió a ser el Villarreal el que erró quizás la jugada más clara del partido al plantarse Bakambu, que había sustituido a Baptistao, delante de Reina y mandar el balón fuera.

Maurizio Sarri no lo veía nada claro y puso también toda la carne en el asador dando entrada al Pipita Higuaín, su goleador, y a Insigne, dejando claro que iba a por el partido. Era un plan B para afrontar los últimos 15 minutos, tratar de encarar la eliminatoria y sentenciar la próxima semana en San Paolo.

Sin embargo, cuando parecía que todo iba a quedarse igual, apareció Denis Suárez para conseguir el primer tanto del partido a favor del Villarreal con un lanzamiento de falta magistral con el que batió a Reina.

Los de Marcelino habían conseguido lo más difícil y ahora habría que apretar los dientes para mantener el resultado hasta el pitido final. Era momento de tensar los nervios y no cometer errores, pero a punto estuvo Insigne de truncar las esperanzas amarillas con otro lanzamiento de falta que se marchó alto.

Apretó el Nápoles en el tramo final pero el Villarreal no dejó escapar su botín y encauzó la eliminatoria ante el Nápoles, que se decidirá el próximo jueves en el estadio San Paolo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine