24 de febrero de 2016
24.02.2016

Cómo evitar la ligirofobia en la niñez

24.02.2016 | 12:43

Los petardos causan dos reacciones antagónicas en los niños: hay algunos que los adoran e incluso pasan los días de fiestas explotando pequeños artefactos de pólvora, y quienes los detestan y salen despavoridos en busca del abrazo paternal cuando oyen el más mínimo estallido. Actuar en esta etapa puede ser fundamental para evitar el desarrollo de la ligirofobia. La familia debe «hacer ver al niño que, en principio, no hay ningún peligro si se hace con seguridad», señala el psicólogo Adrián Sánchez Sobrino. Además, no debe permitir «evitaciones» ni «escapes». Es decir, «si estamos en una plaza donde tiran muchos petardos y el niño quiere irse, lo recomendable es salir de esa situación, calmar su ansiedad y regresar de nuevo a la plaza, no evitar ni escapar del miedo», explica el experto, quien incide en la necesidad de acudir a un profesional para aprender técnicas de relajación y respiración que puedan ayudar al menor en estos casos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine