02 de marzo de 2016
02.03.2016
Gastronomía

Molt Honorable 'ximo'

No hay Magdalena sin ximos, como tampoco ximos sin Magdalena. Este tradicional bocadillo frito se ha convertido en la estrella de las fiestas de Castelló. El secreto de su éxito se debe precisamente a su sencillez, ingredientes comunes y accesibles y elaboración al alcance de los menos experimentados.

02.03.2016 | 16:19
Molt Honorable 'ximo'

El ximo se ha convertido en la estrella indiscutible de la gastronomía de Castelló, sobre todo durante las fiestas de la Magdalena. Nada tiene que envidiar este bocadillo frito a los arroces o mariscos por los que la ciudad es tan conocida. Ingredientes asequibles, al alcance de cualquier bolsillo, preparación relativamente sencilla y sabor exquisito, todo ello ha determinado que se haya convertido en un producto sin el que la Magdalena no podría entenderse.

Días antes del comienzo de las fiestas son muchas las familias de Castelló que han preparado una amplia provisión de ximos, para así dedicar el tiempo de la Magdalena a lo verdaderamente importante: disfrutar de los amigos, recorrer las calles, reunirse en los mesones, copar las terrazas y no pasar por casa, sólo en la medida de lo estrictamente necesario, es decir, para poder coger los ximos del día.

Las panaderías tradicionales de la ciudad, conocedoras la amplia demanda de estos bocadillos, y sabiendo que hay amantes de los ximos que no lo son del cocinar, también desde hace semanas han publicitado que se preparan por encargo. El precio asequible, como también el de los ingredientes, y la garantía de los años de experiencia en este arte han determinado que hasta los más motivados en algún momento de las fiestas recurran a estos hornos tradicionales, que desde semanas antes de las fiestas tienen todos los ingredientes preparados para ofrecer ximos del día durante los nueve de fiestas. Y es que aunque la elaboración es más costosa que otros productos , lo cierto es que, quizás por simple tradición, más que por rentabilidad, no faltan los ximos antes y durante las fiestas.

Innovar o morir
Aunque la receta tradicional, la que contiene atún, huevo y tomate, de forma general, y en algunos casos pimiento, es la popularmente conocida y la más habitual en las panaderías de Castelló, lo cierto es que existen hornos, como es el caso de la Panadería Mónica (Ximén Pérez d'Arenós, 30) que van más allá. Tal es su aprecio por este manjar que hasta incluso han querido introducir cambios en la receta tradicional, con nuevos ingredientes que sorprendan a sus clientes y perpetuen esta tradición. En este horno de Castelló preparan y ponen a la venta ximos de sepia. Aunque a simple vista son idénticos a los tradicionales, el relleno es totalmente distinto, en lugar de tomate y atún, los principales ingredientes son sepia, cebolla y vino blanco. Una idea distinta de ximo, pero como sucede en el caso del de tomate, un auténtico placer para el paladar.

La receta: Fácil elaboración e ingredientes económicos
-La receta tradicional además del pan de corteza fina contiene atún, pimiento rojo y verde, tomate troceado, huevo duro, piñones, pimentón, leche, huevos y aceite.
-El principal secreto es vaciar la miga del pan al máximo y rellenarlo sin romperlo.
-El ximo aguanta varios días, por lo que se pueden hacer al comienzo de las fiestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine