13 de marzo de 2016
13.03.2016

Un paso que puede ser definitivo

El Villarreal podría encarrilar su clasificación para la Champions si supera al Sevilla en el Pizjuán

13.03.2016 | 00:05

No hay que andarse con medias tintas. Esta tarde, el Villarreal afronta el partido más importante de los que le quedan en Liga. A falta de diez jornadas para el final de la campaña, los amarillos se miden a su gran rival por la cuarta plaza, un Sevilla intratable en su feudo pero que no ha dejado de perder puntos lejos del Sánchez Pizjuán. El submarino puede salir de Nervión con el pasaporte para la Champions League de la próxima temporada casi sellado. Pero, en este duelo de doble filo, un derrota puede acercar a los andaluces a cinco puntos justo antes de que el Barcelona, el Barcelona del récord de partidos invicto, visite el Madrigal.

Sólo con esto ya queda clara la relevancia de un encuentro al que además se añade la rivalidad alimentada la pasada temporada. Los sevillistas, entre Liga y Europa League, le vencieron los cuatro partidos a un Villarreal al que le supo como poca venganza el triunfo en El Madrigal de la primera vuelta. Ante un equipo, el de Unai Emery, del que se espera una propuesta de fútbol muy física, con transiciones muy rápidas y en el que la verticalidad primará sobre el toque del balón, el conjunto de Marcelino García tendrá que maximizar sus principales virtudes de esta temporada: su fortaleza defensiva y su capacidad para salir a la contra.

Un enfrentamiento al que ambos conjuntos llegan después del esfuerzo europeo de entre semana. El Villarreal alimenta su euforia tras su clara victoria en casa contra el Bayer Leverkusen que encarrilla su pase a cuartos de la Europa League y hace olvidar su primera derrota liguera, la sufrida contra Las Palmas la pasada semana, tras catorce partidos. Por su parte, el Sevilla llega con un sabor agridulce después de no pasar del empate en sus dos últimos encuentros. En Basilea, en un partido bastante flojo, los hispalenses prolongaron su maldición lejos del Sánchez Pizjuán (donde no han vencido en toda la temporada) con un empate a cero. Además, en Liga, no pasaron de la igualada en su visita a Getafe donde empataron a uno hace una semana. Necesitan ganar para acercarse a la Champions League y asegurar la quinta plaza de la Liga.

Para este envite, Marcelino no podrá contar con cinco de sus hombres. Además de los habituales Samu García y Jonathan dos Santos, también se mantienen de baja Jaume Costa y Mateo Musacchio por lesión. A ellos se añade el nombre de Roberto Soldado. El valenciano, contra Las Palmas, vio su décima cartulina amarilla de la temporada y no podrá jugar hoy. Con estas bajas, Marcelino se ha visto obligado a recurrir a Adrián Marín y Rodri para completar la convocatoria.

Con el esfuerzo acumulado de la eliminatoria europea, Marcelino recurrirá una vez más a las rotaciones. Por eso, es muy posible que Bonera forme pareja con Víctor Ruiz en el eje de la zaga y que Adrián Marín juege en el lateral izquierdo. En la media, Pina volverá a formar con Bruno y, en el extremo, es posible que descanse Denis Suárez y que sean Nahuel y Castillejo los que ocupen las plazas en la banda. Delante, tras su destacada actuación ante el Bayer Leverkusen, todo apunta a que Bakambu tendrá descanso y serán Leo Baptistao y Adrián López los que formen la dupla ofensiva.

Sin Vitolo, ni Krychowiak

El Sevilla de Unai Emery, negado lejos de casa, sabe que debe asegurar todos los puntos que pueda en casa. Por eso, para el encuentro, el técnico vasco pondrá toda la carne en el asador aunque sufre dos bajas muy relevantes. Por una parte, no podrá contar con Vitolo, que fue sustituido por lesión en Basilea. Por otro lado, no ha incluido tampoco en la citación a Grzegorz Krychowiak. Recuperado de su lesión, que le ha apartado cinco semanas de los terrenos de juego, todo apunta a que Emery prefiere reservarlo para la vuelta de los octavos de Europa League.

Además, tras ser expulsado en Suiza, N'Zonzi no podrá jugar en la vuelta de octavos por lo que su titularidad se antoja casi segura. Por lo demás, parece que Sergio Rico, que no estuvo bajo palos en Basilea, recuperará su puesto en el arco del Sevilla. Con Banega como creador de juego, habrá que ver si en la zona del músculo apuesta por Iborra como compañero de N'Zonzi o es Carriço el que adelanta su posición para que Kolo haga pareja con Rami como centrales. Un once que, como el del Villarreal, presenta distintas incógnitas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine