13 de marzo de 2016
13.03.2016

LA PLANTÀ DE LAS FALLAS

13.03.2016 | 00:09

Se ha iniciado el proceso de la plantà de las fallas. Este fin de semana la mayoría de piezas, aquellas que tienen por nombre artístico «cos de falla i remat», estarán en la calle. Algunas otras, las de bases y muñecos suelen llegar a las plazas el día de la plantà. Esta predisposición que tienen los falleros de sacar unos días antes de la plantà las piezas más grandes e incluso montar la parte central de la falla y el remate de la misma, conlleva algunas protestas de vecinos quienes no tienen en cuenta que los falleros quieren aprovechar el fin de semana que no trabajan. El anticipo de la plantà conlleva el cierre de muchas calles y condiciona el estacionamiento de vehículos. Pero si somos realistas lo que realmente supone anticipar esta actividad es la prolongación de más días de fiesta. Este año algunas calles y plazas se han ocupado antes por las carpas que por los monumentos falleros. Menos mal que los que suelen protestar por el anticipo de esta actividad son muchos menos que los que viven la fiesta. La plantà es un espectáculo. Ver colgando de un hilo una pieza de diez metros que busca el encaje de la pieza inferior y sorprender cuando se descubren los grandes muñecos entra dentro de un proceso que siempre cuenta con la atención de muchos ciudadanos.

Borriana celebrará dentro de dos años el 90 aniversario de las fallas. Los primeros años de esta actividad, los monumentos se montaban de forma muy distinta, la falla tenía una estructura central a la que los artesanos le daban el nombre de «caballete»; tuviera la altura que fuese esta estructura se dividía en corte de una altura de 80 o 90 centímetros, dado que se levantaba a brazos y esta distancia era la ideal para que la pieza se pudiera dominar. Posteriormente las fallas se montaban con andamios; dos torres y una biga que unía los dos andamios y un «quinal» que subía las piezas, cuando éstas alcanzaban la altura prevista se colocaba la parte inferior. Con la llegada de las grúas el proceso del trabajo cambió totalmente. En primer lugar se coloca la parte central -la que va pegada al asfalto- se ponen los contrapesos de arena y se va montando pieza por pieza siendo el remate del monumento lo que se coloca lo último. Totalmente diferente a los primeros años de fallas. Para facilitar este trabajo se cuenta con la grúa con cesta para que el artesano pueda dirigir la pieza y encarar el «sacabux con el caixiti». Otro de los detalles que posiblemente muchos falleros desconocen es el cambio que ha habido en cuanto a las bases donde se colocan los muñecos. En los años 60 las bases tenían una altura de dos metros, posteriormente éstas eran de cincuenta centímetros y en la actualidad están a nivel de suelo, lo que facilita el trabajo a los artesanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine