14 de marzo de 2016
14.03.2016

QuiEn va a sevilla

14.03.2016 | 00:12
QuiEn va a sevilla

Lo del Sevilla para con el Villarreal tendrían que hacérselo mirar los de aquí. Les marcaron ayer a los del submarino hasta cuatro goles, lo que es un palo, todo y que al descanso se llegara con un gol a dos favorable a los forasteros y el partido parecía controlado. La jugada clave resultó ser un golazo de Víctor Ruiz en propia puerta, con un cambio tras el descanso que no supimos muy bien a qué venía, a salvo algún contratiempo en el físico, de Bailly, que abandonó el terreno. A partir del empate a dos del Sevilla, (el autogol) el Villarreal se desmadejó por dentro y quedó a merced de los sevillanos que todo y haber perdido un hombre por expulsión cuando faltaba un cuarto de hora y cuando ya se habían puesto por delante en el marcador, la chota que no le abandona cuando tienen que vérselas con el Villarreal volvió a aparecer para aprovechar que los de amarillo se volcaron intentando el empate para marcar el cuarto en un contragolpe. Un vez más el Sevilla venció a los de Fernando Roig que, al menos, necesitaban un empate para poder así aguantar el cuarto puesto en la tabla. Y otra derrota ante la tropa del entrenador Unai Emery que cuando la temporada está a punto de empezar sabe que los puntos contra el Villarreal los tiene seguros. O es una costumbre, o es el resultado de alguna clase de ayuda que tiene pactada La Macarena con el Sevilla, a cuenta de las «levantás» que están a puntito y entrenando para cuando en un par de semanas llegue la Semana Santa. «Algo tié c'haber», para que unas veces por un auto gol, otras porque llueve y las más porque el Unai le tiene tomada la medida al Marcelino, en cuanto el campeonato junta a Sevilla y Villarreal, el ruido es para los de aquí y las nueces para los de allá.

Ocurre que la diferencia en la clasificación de Liga entre Villarreal y Sevilla se ha reducido en tres puntos y ahora mismo, independientemente de lo que hay hacer para defender la ventaja cobrada el pasado jueves en el partido ante el Bayer Leverkusen, esperan al Villarreal otro par de rivales o tres de toma pan y moja en la liga y en seguida. Están entre ellos el Real Madrid y el Barcelona más el Valencia que encima traerá a Cheryshev para que marque y nos escuezca. ¿Qué será que las segundas vueltas siempre acaban por atragantársele a este equipo? A lo mejor es que hemos subido tan altos, tan altos que desde allá arriba las cosas se ven de una manera distinta de cómo se objetivizan desde abajo, que todo eso nos podría estar pasando. Porque, qué hacemos ahí arrejuntándonos con el Madrid y el Barça, más el otro madrileño que también nos tiene ganas. Todos nos tienen ganas en esta Liga que nos ha tocado. Los que forman debajo porque querrían estar donde nosotros estamos y como no están, nos tienen envidia, los que están en el pelotón que viene arreando, porque en el fondo piensan quienes coño se creen estos que son y los de arriba del todo porque, claro, si andamos en su grupo el grupo, es decir el de ellos, parecen menor cosa de la que creen que son. Nadie nos quiere ver, y eso que en Sevilla, la tarde de ayer le hicimos un favor a Unai Emery, no sea cosa que el Villarreal pase la .eliminatoria de la Europa League y ellos no y tenga que agarrarse a la liga española para resarcirse.

Respecto de los que solo miramos los periódicos para saber las cosas del Villarreal y por lo que respecta a la semana que comienza hoy, por el momento mal. El Sevilla volvió por donde suele y le marcó cuatro goles a ese portero francés que lo paraba todo, pero claro, si hasta los que están en el campo para defenderle le rematan un baló en boca de gol para que se chinche, dirán que fue sin querer, pero salió de la bota de Victor Ruiz el balón a una velocidad que si pilla al portero por delante lo estropea. Y como el fútbol en realidad es tan, tan, tan efímero, al recuerdo de ayer en Sevilla martilleando se añadirá enseguida el interés por el que disputará el submarino este jueves allá en Leverkusen, donde bien puede el Villarreal salir directo a cuartos de final y de ser así, ¿quién se acordará de los cuatro goles de Sevilla? Todos, claro.

Y es que lo de Sevilla ya se pasa de castaño oscuro. Nos machaca siempre, teniendo razón y sin tenerla, cuando va delante en la clasificación y cuando como ahora va detrás, así en la Liga como en la Copa del Rey, lo que se puede entender porque la familia real tiene muchos amigos, con palacio y todo por allí y nosotros no. Pero en la liga, ¿ por qué le ocurriría lo que le ocurrió a Víctor Ruiz cuando metió la pata, por qué no fue al revés y el gol hubiera sido a favor del Villarreal, quién domina eso, el azar, la mala suerte, porque eso tan manido de que los árbitros se equivocan siempre del mismo, lo decía hasta Benítez, se acuerdan?

Ya falta menos y a lo mejor el domingo ganan los nuestros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine