08 de mayo de 2016
08.05.2016
El barrio de Rei en Jaume

Más de dos décadas de reivindicación en Castelló

Los vecinos del entorno del cementerio viejo han luchado por la defensa de sus propiedades ante la amenaza de un nuevo PAI

08.05.2016 | 14:52
Más de dos décadas de reivindicación en Castelló

En la zona noroeste de la ciudad, junto al cementerio de San José, está localizado uno de los barrios más reivindicativos en las últimas dos décadas en Castelló.

La Associació de Veïns Rei En Jaume, que en este momento cubre las zonas de San Enrique, San Bartolomé y proximidades, comenzó a gestarse en los años 90 ante la amenaza de una ampliación por la parte trasera del por aquel entonces único camposanto de Castelló, tal y como contemplaba el PGOU, lo que comenzó a inquietar a los vecinos. En sus inicios los residentes de esta zona aunaron fuerzas con la Asociación de Vecinos del Grupo San Marcos y San Agustín. Con todo, al poco tiempo los residentes afectados por el nuevo plan urbanístico decidieron formar una nueva asociación para así reivindicar sus derechos.

Fue el 29 de noviembre de 1992, hace ahora 24 años, cuando finalmente se fundó esta asociación, que en un comienzo recibió el nombre de Asociación de Vecinos San Enrique y San Bartolomé. El primer gran logro de este ente, origen de la actual asociación de vecinos, fue que el Ayuntamiento de Castelló finalmente tomara la decisión de ubicar el nuevo cementerio fuera del núcleo urbano. Pero no fue el único, el consistorio de la capital de La Plana se comprometió a mejorar el alumbrado público, muy escaso en aquella época en algunas zonas de este barrio. De esta forma, el ente vecinal cerraba la década de los 90 con una amplia y fructífera actividad reivindicativa.
Con el inicio del año 2000 llegaron nuevos cambios en la agrupación. Fue entonces cuando, la Asociación de Vecinos San Enrique y San Bartolomé se unió a la gestora UJI, Adyacentes y La Panderola para formar finalmente la actual Associació de Veïns Rei En Jaume, lo que permitió juntarse con nuevos barrios de la zona noroeste de Castelló y así hacer más fuerte su posición frente a las cada vez más constantes amenazas a las que se enfrentaba el barrio.

Jorge Vivas, presidente de la asociación, lamenta que quizás una de las épocas más delicadas que tuvieron que sufrir los vecinos fue cuando temieron perder su vivienda con la construcción del PAI Mestrets, del que el barrio formaba parte. Ahora, explica aliviado, la situación parece haberse resuelto, y confirma que ya se ha reunido con el vicealcalde de Castelló, Enric Nomdedéu, y técnicos del consistorio, para mostrar las inquietudes del barrio y exigencias para el nuevo PGOU, entre las que se incluye desarrollar un urbanismo no demoledor que respete las edificaciones ya existentes.

Nuevas inquietudes
Ahora las inquietudes de los vecinos del barrio son otras. Junto a uno de los extremos del cementerio, en la antigua zona de Viveros Molina, ahora abandonada, se han construido chabolas y ocupado las viviendas vacías colindantes y en condiciones pésimas viven personas que se encargan de la recogida, almacenamiento y venta de chatarra, y según explican vecinos como Plácido Ibáñez y Ramiro Martínez, acumulan todo tipo de residuos, convirtiendo la zona en un espacio insalubre, donde son frecuentes los incendios.

Desde la asociación de vecinos han solicitado ya al consistorio de la ciudad que incremente las patrullas de policía en el barrio, ya que, además de la limpieza, han lamentado también robos en viviendas de la zona del Grupo San Enrique y San Bartolomé, que hasta estas ocupaciones no se habían producido. Lejos queda la época en la que los vecinos dejaban la puerta de casa abierta y objetos de valor en los jardines. Igualmente, desde la asociación insisten en la necesidad de mejora del transporte público, la limpieza de los terrenos colindantes a las viviendas abandonadas y los imbornales en la zona, por el peligro de incendio y la proliferación de mosquitos al llegar el verano.

Actividad cultural
Junto a la vertiente reivindicativa, durante sus 24 años de vida esta asociación se ha volcado en la organización de actividades para los vecinos. Entre ellas destacan los talleres de costura que organiza durante todo el año y las fiestas, con verbena incluida, además de concurso de paellas, actividades para niños y meriendas populares, así como viajes culturales a municipios próximos a la provincia. La próxima será a Albarracín.

La gran familia de Rei En Jaume ha crecido en los últimos años, ahora son 329 socios, conscientes de que unidos su voz es más fuerte. El futuro se plantea cargado de incertidumbre pero también de ilusión en este barrio periférico lleno de encanto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine