11 de mayo de 2016
11.05.2016

Una enferma de hepatitis se queda sin tratamiento por una «laguna administrativa»

La paciente septuagenaria no puede someterse a las pruebas diagnósticas que el ministerio establece para acceder a los fármacos

11.05.2016 | 12:01
Una enferma de hepatitis se queda sin tratamiento por una «laguna administrativa»

María Teresa García, de 72 años, es una vecina de Llucena que fue diagnosticada de hepatitis C hace dos años. Aún no ha podido acceder a los tratamientos de nueva generación porque su avanzada edad y una operación quirúrgica anterior impiden realizarle las pruebas que el Ministerio de Sanidad establece como obligatorias para prescribir los costosos fármacos. La familia de la afectada pide que se le dé una alternativa para poder recibir el tratamiento, pues considera que está en condiciones de «desigualdad» respecto a otros pacientes.

Un informe médico realizado en julio del año pasado por un especialista del Hospital General de Castelló señala que el Fibroscan -la prueba diagnóstica utilizada para conocer el estadio de la enfermedad- «se ha repetido en varias ocasiones sin poder obtener unas mediciones adecuadas debido a las características y las intervenciones quirúrgicas de la paciente que impiden una correcta posición para la toma de mediciones», pues, según explica la hija, Nathalie Abril, la mujer lleva unas placas metálicas en la espalda. Además, señala el informe del facultativo, «estas mismas características de la paciente y la edad desaconsejan la realización de una biopsia hepática», que sería la otra prueba establecida por el ministerio para acceder a los fármacos.

Aún así, el hepatólogo asegura que «sería adecuado el tratamiento de la hepatitis C»y señala que «la paciente se encuentra cansada y pide ser tratada con terapias libres de interferón -los medicamentos de nueva generación- dada la edad y sus antecedentes quirúrgicos». El médico, no obstante, no puede recetarle el tratamiento, pues contravendría «las recomendaciones del ministerio y la Conselleria de Sanidad».

Este informe y otro idéntico fechado el pasado 16 de febrero son los que utiliza la paciente para alegar ante la Dirección General de Farmacia. Argumenta que su caso es «excepcional», ya que no puede someterse a las pruebas que la Administración establece como indispensables para el acceso al tratamiento.

En los dos escritos remitidos a la conselleria los pasados meses de febrero y marzo, la familia de la afectada señala que «nos encontramos con una laguna administrativa», pues el ministerio no contempla alternativas diagnósticas para un caso como el de María Teresa García. Indica, además, que tras la última consulta, el especialista ha solicitado el tratamiento libre de interferón «esperando que se cumplan los conceptos de prioridad y excepcionalidad» de la hepatitis C y que «sea aprobada por el comité pertinente».

Hasta la fecha, esta vecina de Llucena sigue sin recibir los fármacos que podrían curar su enfermedad y, según denuncia su hija Nathalie, tampoco han recibido respuesta de la conselleria a las peticiones. Ahora, remitirán otra misiva a la Subdelegación del Gobierno en la que insisten en que María Teresa, «no puede, por razones ajenas a ella, cumplir los requisitos indispensables que solicita el Ministerio de Sanidad» para acceder al tratamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine