17 de mayo de 2016
17.05.2016

Residentes y empleados de Lledó dicen «no» al cierre de 2 años por obras

Niegan los problemas de seguridad que alega la conselleria para realizar la reforma integral

17.05.2016 | 08:12
Residentes y empleados de Lledó dicen «no» al cierre de 2 años por obras

Trabajadores y usuarios de la residencia de la tercera edad Lledó de Castelló se manifestaron ayer contra el cierre temporal del centro por las obras de rehabilitación que proyecta la Generalitat. Consideran que la reforma integral que mantendrá la única residencia pública de la ciudad clausurada durante dos años no está justificada, pues, al contrario de lo que sostiene la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, afirman que el centro no presenta problemas de seguridad en materia antiincendios.

Al grito de «No nos moverán», el centenar de afectados se concentró a las puertas de la residencia para mostrar su rechazo a las obras. Ancianos, familiares y trabajadores sostenían pancartas con lemas como «No al cierre de Lledó» o «Pels nostres iaios y pels nostres llocs de treball».

Los empleados dieron la voz de alarma hace ya unas semanas, cuando la conselleria les comunicó que el centro tendría que cerrar en diciembre para llevar a cabo las obras de rehabilitación. Se trata de una reforma integral, presupuestada en 3 millones de euros, que supondrá derribar el edificio conservando únicamente los cimientos, los pilares y la fachada. El tiempo de ejecución estimado es de dos años, por lo que durante ese periodo los residentes y los empleados deberán ser trasladados a otro centro.

La conselleria sustenta su decisión en un informe realizado en 2012, con el anterior gobierno autonómico, según el cual el centro no cumple las medidas de seguridad en caso de incendio que establece la actual legislación. Al respecto, la presidenta de la junta de personal, Isabel Artola, recuerda que el centro tiene más de veinte años, por lo que la normativa aplicable es la de entonces. A su juicio, no es necesaria la rehabilitación, pues periódicamente se realizan simulacros de emergencias y «los bomberos nunca han advertido ningún problema».

La principal preocupación ahora es dónde y cómo van a ser reubicados los 45 usuarios y los 46 trabajadores. Una cuestión que, según critican, aún no ha sido aclarada por la conselleria. De momento, sí saben que la intención del departamento de Políticas Inclusivas es trasladarlos a todos juntos, tal y como residentes y usuarios piden, pues el periodo de adaptación a personal nuevo puede suponer un trastorno para los ancianos, según advierten.

«Si me voy de aquí, me iré con todos los trabajadores de la residencia», decía Vicenta Ribés, una usuaria que lleva seis años interna en el centro. Lo mismo opinaba Manuel Pías, el marido de una residente, quien además teme que los trasladen a unas instalaciones más lejanas. «Vengo todos los días a visitar a mi mujer y darle de comer, si se la llevan muy lejos no sé si podré ir a verla con tanta frecuencia porque no tengo coche, aquí puedo venir porque está cerca», señalaba el familiar afectado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine