20 de mayo de 2016
20.05.2016

Una lección aprendida

El Castellón de Kiko Ramírez llega a la promoción con dieciséis partidos menos que el Castellón de Ramón María Calderé Sin Copa Federación, el entrenador del conjunto albinegro ha economizado esfuerzos y moldeado estados de forma

20.05.2016 | 01:00

De cabo a rabo, y sin que eso asegure ningún éxito, el Castellón está fabricando una promoción de ascenso totalmente opuesta a las precedentes. El silencio del presidente David Cruz, el cambio en la política de precios y la mentalidad cauta de entrenador y jugadores contrasta con los excesos vividos en la temporada pasada. A ellos se une la ausencia de Copa Federación como factor diferencial en el desarrollo del curso. El Castellón de Kiko Ramírez llega al partido del domingo contra la Peña Deportiva balear con 40 encuentros a sus espaldas. Son dieciséis menos de los acumulados por el equipo de Ramón María Calderé hace un año, cuando viajó al campo del Linares.

Entre los múltiples factores que influyeron en el desplome albinegro de la pasada promoción de ascenso, uno fue el estado físico con el que llegó buena parte de la plantilla. Los problemas de futbolistas importantes como Rubén Suárez y Javi Selvas condicionaron los planteamientos en unos envites en los que cualquier detalle adquiere especial relevancia. A ello se unió la apuesta deportiva por jugadores que arrastraban una larga inactividad, caso de Fito Miranda o Jon Uriarte.

Desde que llegó a Castalia, el entrenador Kiko Ramírez ha tratado de distanciarse de los postulados de su predecesor. Si Calderé representaba el exceso, Kiko es la mesura; si Calderé era intuición, Kiko es orden; si Calderé era temperamento y bronca, Kiko es empatía y mano izquierda; si Calderé era corazón caliente, Kiko quiere ser cabeza fría.

«Necesito jugadores de noventa minutos», señaló Ramírez tras la victoria al Recambios Colón. El entrenador ha aprovechado las últimas semanas para dar minutos a todos los jugadores e ir moldeando estados de forma. Jugadores como Ramos o Pujol han crecido. El filial ha deparado irrupciones inesperadas como las de Carlos López o Vicent Albert. Otros miembros, como Meseguer, han recuperado un interesante pico de forma. La profundidad de plantilla ha permitido cuidar la salud de tocados como Castells o Juanra. Solo la plaga en ataque puede forzar a la hipoteca de un cambio: Fabiani y Saizar están solo para algunos minutos.

Récord

Lo ocurrido en la temporada 2014-15 no tiene precedentes. El Castellón terminó el curso con 60 encuentros: 40 de Liga, 16 de Copa Federación y 4 de promoción. Al final se quedó sin título y sin ascenso. Según datos de los Amigos de la Historia del CD Castellón, jamás en su historia el conjunto albinegro había alcanzado tal cifra de partidos. En el orden, a los 6o del año pasado le siguen los 54 disputados en la campaña 1983-84 (38 de Liga, 8 de Copa y 8 de Copa de la Liga) y los 52 de la 1984-85 (38 de Liga, 10 de Copa y 4 de Copa de la Liga). En cursos que terminaron en promoción, sobresalen los 48 partidos de la 1994-95 (38 de Liga, 4 de Copa y 6 de la promoción de ascenso). Este año, como máximo, el Castellón alcanzará los 46 partidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine