01 de junio de 2016
01.06.2016

«Vamos a tener un verano tranquilo con el mosquito tigre»

El entomólogo Ricardo Jiménez destaca los buenos resultados de los tratamientos iniciados en marzo pero exige «no bajar la guardia» La diputación ultima un modelo de ordenanza municipal

01.06.2016 | 08:13

Se están ganando batallas, aunque parece que hay que concienciarse con que no se logrará vencer la guerra. El mosquito tigre, con el que hay que acostumbrarse a convivir, está de momento controlado, hasta el punto de que el entomólogo Ricardo Jiménez, que coordina los tratamientos que impulsa en la provincia la Diputación de Castelló, incluso se arriesga a adelantar que «vamos a tener un verano tranquilo». Jiménez, eso sí, exige el más absoluto cumplimiento de los procedimientos que se deben aplicar en todos los municipios, porque serán los que marquen la contención del insecto. «Si todos hacemos lo que toca, creo que lo podremos mantener a raya», aseveró.

El Servicio Provincial de Plagas, coordinado por Ricardo Jiménez, catedrático de la Universitat de Valencia, con el apoyo de la bióloga María Antonia Roger, realizó ayer un positivo balance de los trabajos realizados desde marzo a mayo en un total de 86 municipios. Los datos, facilitados por el diputado de Desarrollo Sostenible, Mario García, reflejan de forma general que «estamos notando una mejoría con respecto al año anterior», señaló el diputado provincial.

Hablar de mosquitos es hacerlo de climatología. Los vaivenes de finales del invierno y de esta primavera han dejado datos cuanto menos curiosos, ya que en marzo se ha detectado más presencia de mosquitos que en los meses de abril y mayo, que es cuando supuestamente debe hacer más calor, algo que no ha pasado este año.

Esta situación ha permitido que el ciclo del mosquito se ralentice, y si se une el tratamiento que se está aplicando desde hace dos meses –esencialmente en los núcleos costeros– vemos que las actuaciones están teniendo incidencia en el mayor control de la plaga.

Los puntos calientes de la provincia suelen realizar los tratamientos cada quince días, que vienen acompañados por un posterior control del servicio provincial de plagas para ver su efectividad. «En general estamos bien, pero eso no quiere decir que no nos vayan a picar», reconoce Ricardo Jiménez, quien advierte además que «estamos notando en casos puntuales cierta relajación que no nos podemos permitir».

No bajar la guardia

El entomólogo solicita a los municipios que no bajen la guardia, que estén atentos a cualquier alteración del medio –en especial si hubiese un episodio de fuertes lluvias que provocase la acumulación de agua– y, al mismo tiempo, que mantengan un continuo control del trabajo que están realizando las empresas con las que ha contratado cada uno.

Sobre la participación de los propios ciudadanos, el experto asevera que «la mayor incidencia no está, en absoluto, en las viviendas privadas, por lo que no son culpables de nada, aunque sí que hay que estar siempre vigilantes».

Por otro lado, Mario Garcia anunció una próxima reunión en la que se consensuará un modelo de ordenanza que, en la actualidad, está en fase de revisión por parte de los servicios jurídicos, aunque hay algunos ayuntamientos que ya se han adelantado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine