14 de agosto de 2016
14.08.2016

La afluencia de turistas y la sequía agravan la falta de agua en los pueblos del interior

Benafigos recurre a las cubas y a restricciones en el uso doméstico Vilafranca y Ares del Maestrat resisten con los pozos

13.08.2016 | 23:43
La afluencia de turistas y la sequía agravan la falta de agua en los pueblos del interior

El incremento de la población por la llegada de turistas y la falta de precipitaciones están agravando los problemas de la falta de agua en los municipios del interior de la provincia de Castelló. En Benafigos ya se está recurriendo a las cubas de agua e, incluso, el ayuntamiento se ha visto obligado a hacer un bando para restringir el uso del agua en tareas domésticas como cocinar. Otras localidades como Vilafranca y Ares del Maestrat resisten gracias a los pozos pero no descartan que tengan que recurrir a las cubas, como ya ha pasado otros veranos.

Y es que las cubas de agua eran noticia en los años ochenta y noventa, en el año 2000 y llevan camino de serlo todavía unos veranos más. Benafigos ha visto cómo las cubas de agua eran el sistema que este verano les ha servido para tener agua. Se secó el pozo de la Planassa y llegaron los problemas. Además, en la red del municipio las fugas son una constante. Los bomberos han sido los encargados de llevar las cubas de agua que han permitido tener un mínimo suministro.

Además, los vecinos se han enfrentado a restricciones. Un bando limita el uso del agua para beber, cocinar e higiene. Desde la Diputación de Castelló, tras las restricciones, han iniciado la perforación de un nuevo pozo. El incremento de la población en verano ha sido el principal condicionante.

Si bien Benafigos ha sido el detonante de los problemas de abastecimiento de agua, este verano no es la única localidad que los padece. En Vilafranca las cubas de agua podrían llegar en breve. Ya se vieron el verano pasado. La historia de los problemas de abastecimiento de agua en el municipio es larga, tanto como la desidia de las administraciones. Ahora todo se fía a la perforación de un nuevo pozo en la zona de Llargueres, en el término de Benassal. El objetivo sería llegar al acuífero regional. Hace falta dinero y hasta la fecha ni la Generalitat, ni la Diputación de Castelló, ni la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) lo han comprometido. Tampoco se sabe nada del dinero que tenía que destinar la Confederación del Ebro para garantizar el abastecimiento a los pueblos de la comarca de Els Ports.

Cabe señalar que el pozo de Llargueres está al límite en verano porque, además, debe hacer frente al incremento de población en Benassal y Vilafran-ca y al uso industrial del agua.

En Ares, los últimos días de agosto siempre se repite una imagen: el camión cuba junto a la iglesia de la localidad descargando agua en el depósito que abastece al pueblo. Este verano dependerá del consumo, el incremento de la población y del caudal que se pueda bombear desde el depósito situado en el fondo del barranco de los Molinos. Lo cierto es que desde hace años el Ayuntamiento de Ares reclama un nuevo depósito «para almacenar el agua que se pierde cada vez que nieva o llueve con intensidad y sale el manantial del barranco», según apunta el alcalde, Abelardo Tena.

El consistorio está pendiente de la ejecución de un nuevo depósito que aliviaría la delicada situación del agua en verano y quitaría más de un quebradero de cabeza. Si bien la diputación subvenciona las cubas de agua, el incremento de gasto para los municipios con los camiones es notable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine