11 de septiembre de 2016
11.09.2016

Mamá se tiene que ir a trabajar

11.09.2016 | 00:04

En cada país existe una política social diferente en cuanto al tiempo establecido en los permisos de maternidad y paternidad. España se encuentra a la cola de Europa en este sentido, aunque disponemos de algunas ventajas sobre el resto que no hay que menospreciar. Mientras que Suecia facilita 16 meses compartidos entre ambos progenitores percibiendo el 80 % hasta los 390 días, en España disponemos de 16 semanas remuneradas al 100 %, pudiendo compartir o alternar las últimas 10 semanas entre el padre y la madre.

Existe mucha controversia sobre si es aconsejable o no el dejar al bebé con cuatro meses al cuidado de otros que no sean sus padres, cómo le puede afectar a nivel emocional, alimenticio, relacional... Pero, ¿y los padres? Existen diferentes modos de alargar la situación (vacaciones, permiso de lactancia, excedencias, reducción de jornada,...), pero la familia no come amor, el momento de reincorporarse al trabajo tiene que llegar y parece ser que nunca se está preparado para ello.

Se trata de un momento cargado de emociones y de opiniones contrapuestas. Está claro que cada uno lo vive a su manera y se organiza del modo que considera más adecuado, pero existen sentimientos muy generalizados en los padres que se encuentran en este punto. Sobre todo es la madre la que experimenta esta situación, aunque no podemos olvidar a esos padres que se encargan de los primeros cuidados de sus hijos, que también los hay.

Los primeros meses de vida del bebé provocan un gran desgaste emocional, físico y psicológico sobre la madre y, el reincorporarse a la vida laboral, puede ser una estupenda vía de descarga y reconexión con una misma, pero nos encontramos con gran cantidad de inseguridades. Tanto tiempo desconectada del trabajo, las amistades y el autocuidado nos hace perder la confianza en una misma. No solo por cuestiones físicas, sino también por ver que el mundo ha ido avanzando a otro ritmo mientras estábamos con nuestro bebé. Es entonces cuando nos damos cuenta de lo complicado que es la conciliación familiar y laboral. Por un lado nos desbordan con mensajes de ser padres presentes y comprometidos con la educación de nuestros hijos, mientras que por otro lado nos apremia el desarrollar una carrera profesional exitosa o simplemente el hecho de tener que alimentar a la familia.

Todo esto se ve aumentado porque coincide con la introducción de nuevos alimentos en la rutina del bebé y teniendo que hacer filigranas si se le da el pecho. Peor aún si no se dispone de familiares u horarios compatibles y se tiene que recurrir a un «extraño» para quedarse al cuidado de tu criatura.

Se trata de una situación estresante y es muy normal sufrir altos niveles de ansiedad y tristeza que se irán reduciendo con el tiempo y el apoyo necesario.

Lo importante es trazar un plan de acción realista y con antelación. Para ello hay que poner todas las cartas sobre la mesa y tomar decisiones basadas en las prioridades de toda la familia, tener muy presente que se trata de sentimientos de lo más normales y ponerse en marcha antes de la fecha límite. Si antes de tener que incorporarte ya te vas pasando por el trabajo y vas quedando con compañeros, si empiezas a pensar en ti, en tus necesidades y desempolvas tu vida social, la incorporación será menos drástica y te sentirás mucho más segura a la hora de enfrentarte a la nueva situación. Sí, tienes que tener claro que nada será como hasta ahora e irá cambiando progresivamente conforme cambien las necesidades de tu familia.

Sería estupendo que el Estado llevara a cabo medidas comprometidas con una conciliación laboral-familiar reales con sentido. Aún nos queda mucho camino que recorrer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine