Educación aboga por la inmersión lingüística en valenciano

«Se tiene que exigir un profesorado capacitado para dar clase en la lengua propia en la totalidad de centros docentes públicos y concertados»

20.09.2016 | 00:30

«El desequilibrio de competencia y uso del valenciano entre la población escolar se tiene que corregir». Con estas palabras abrió en la tarde de ayer el director general de Política Educativa, Jaume Fullana, las IV Jornades d'Experiències plurilingües en la Facultat de Magisteri de la Universitat de València (UV). Aunque el número tres de Vicent Marzà no avanzó las líneas del nuevo decreto de enseñanza plurilingüe que presentará el conseller, su diagnóstico de partida deja claro que Educación no apuesta por perpetuar el actual sistema de doble línea (valenciano-castellano) y aboga por recuperar el programa de inmersión lingüística finiquitado por el PP en su Decreto de Plurilingüismo de 2012 que derogará el tándem Compromís-PSPV. Tampoco está por la labor de mantener la exención de la lengua propia en las zonas castellanohablantes del sur de Alicante y del interior de Valencia y Castelló.

Fullana, un histórico de Escola Valenciana, subrayó que el modelo de doble línea «genera desigualdades». «Nos preocupa la diferenciación de los alumnos en función de los programas lingüísticos, así como la ausencia de un tratamiento integrado de las lenguas y los contenidos (TILC) en la enseñanza», añadió. Por ello insta a «superar toda esta situación» con la implantación de un «modelo educativo plurilingüe eficiente».

La conferencia inaugural de las jornadas organizadas por la Unitat d'Educació Multilingüe (UEM) de la UV corrió a cargo de otro miembro del equipo de Marzà, Tudi Torró, directora territorial de Educación en Alicante. Torró, un referente de la enseñanza en valenciano, en su ponencia Els reptes de l'Educació plurilingüe, reivindicó los programas de inmersión lingüística (PIL) en valenciano y de enseñanza en esta lengua (PEV) como «los únicos que garantizan el bilingüismo» que marca la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià (LUEV) vigente desde 1983. Además, insistió, en que el bilingüismo «es el puente real al plurilingüismo».

La inmersión lingüística, el modelo de enseñanza único que existe en Cataluña, arrancó en la Comunitat en 1985. Se desarrolló pensado en las zonas de fuerte predominio del castellano, como la ciudad de Valencia y su área metropolitana, y se basa en que los niños desarrollen todo el proceso de aprendizaje de la lectoescritura en valenciano, pues no se introducía la asignatura de Lengua castellana hasta 3º de Primaria. «Si la primera lengua del alumno es fuerte, el aprendizaje de la segunda lengua minorizada no supone ningún peligro para la primera», asegura Torró.

Con la inmersión, añadió, «se han conseguido tres objetivos básicos: el conocimiento y uso del valenciano en un alumnado que no la tiene como lengua propia; la puesta en valor y prestigio por parte del escolar valencianohablante; así como un bilingüismo efectivo».

Consentimiento de las familias

Según Torró, la inmersión «era la única capaz de normalizar lingüísticamente a todo el alumnado, hablara la lengua que hablara». Algo que, según sus palabras, se alcanzó gracias a cuatro pilares: «Formación del profesorado, bajar las ratios a 25 alumnos por clase, un maestro de apoyo cada dos aulas, así como el contar con la autorización y el apoyo de las familias».

Torró criticó que en los 20 años de gobierno del PP «que no cree en nuestra lengua, se paralizó la inmersión hasta hacerla desaparecer». Así, incidió, que«sólo tres de cada diez alumnos están escolarizados en programas de enseñanza en valenciano». «Estamos como estábamos hace 10 años y se ha consolidado una doble red donde en la concertada, a pesar de escolarizar al 33 % del alumnado, sólo el 7 % estudia en valenciano, apenas dos décimas más que en 2006».

El requisito lingüístico, que en 2017 se exigirá en Secundaria, es incuestionable para Torró. «Se tiene que exigir un profesorado capacitado en valenciano, que pueda dar clases en esta lengua, en la totalidad de centros docentes públicos y concertados».

También fue muy clara en su rechazo la exención del valenciano en las zonas castellanohablantes: «No se entiende que en un territorio con dos lenguas oficiales, en una zona el valenciano sea optativo y el inglés obligatorio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Castelló

Una federación de vecinos reclama el escaño ciudadano a pesar de la negativa del CJC

Una federación de vecinos reclama el escaño ciudadano a pesar de la negativa del CJC

El Pacte del Grau se comprometió a crear el escaño de participación

Fomento adjudicará en noviembre las obras de mejora del puerto de Querol

Fomento adjudicará en noviembre las obras de mejora del puerto de Querol

El ministerio convoca al Ayuntamiento de Morella tras cortar la N-232 entre Morella y Xert

Castelló acapara el 9,5 % de centros comerciales de la Comunitat Valenciana

Castelló acapara el 9,5 % de centros comerciales de la Comunitat Valenciana

La provincia de Valencia concentra el 52,4 % de la densidad comercial

´Lazos para la ilusión´ en apoyo a la Fundación Síndrome de Down

´Lazos para la ilusión´ en apoyo a la Fundación Síndrome de Down

El proyecto se enmarca dentro del programa «Solidariza tu energía»

Unilimp lleva siete meses sin percibir salarios en Castelló

Las trabajadoras de la empresa Unilimp de centros públicos como las cárceles de Castelló y...

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine