26 de septiembre de 2016
26.09.2016
CD Castellón

Con oficio, poco brillo y suerte

El Castellón se puso el mono de trabajo, ganó y encadenó la segunda victoria consecutiva ante el Muro en La Llometa - Arturo Navarro anotó el 0-1 en el minuto 51 al cabecear un córner

26.09.2016 | 11:50

Al puro estilo de la Tercera División. Así ganó el Castellón en el campo del Muro. Sin florituras y sí con el mono de trabajo. Y no de una jugada bien hilvanada y con doce toques. El 0-1 llegó como suelen llegar en esta categoría más del sesenta por ciento de los goles: en una acción a balón parado. En esta ocasión llegó tras un saque de esquina ejecutado por Juanfran García que cabeceó a la red el central Arturo Navarro, todo un especialista. Este gol marcó el devenir de una segunda parte que se hizo muy larga, pero al final se consiguió ganar y sumar el segundo triunfo consecutivo, con sobresalto porque el local Álex estrelló un balón al palo de Carlos Sabater en el minuto 88.

Lo mejor, sin duda alguna, fue el triunfo del equipo de la capital de la Plana, por encima de un juego al puro estilo de la Tercera División de un grupo de medio nivel. También se ganó más o menos así al colista Buñol hace siete días. O más o menos jugando igual se perdió con estrépito contra el Novelda, el Ontinyent o incluso en el campo del Segorbe. Y al fin y al cabo lo que quiere la afición es que su equipo gane. A partir de ahí el cómo ya es casi secundario.

Con el clásico 4-4-2
Los albinegros arrancaron el partido con un dibujo táctico más acorde a la categoría. Fuera de línea de tres centrales o de amontonamiento de efectivos en el centro del campo. Frank Castelló apostó por lo clásico, un sistema 4-4-2, como el noventa equipos de la categoría. Sin excesivas novedades. La principal la titularidad de Esaú Rojo y también destacada la presencia de Jordi Marenyà de falso segundo punta, justo por delante de Armando Corbalán y de Guille Vázquez, que ayer ejerció de capitán pero luciendo el dorsal número 8.

El partido empezó bien para el Castellón. Como casi todos los encuentros afrontados hasta la fecha. Otra cosa es que a partir del minuto veinte el equipo se va perdiendo en un limbo difícil de explicar. Ante el Muro en el primer tiempo se estuvo más o menos bien. Se jugó mejor que el rival, se dispusieron de tres ocasiones de gol... y poco más. Daba la sensación de que por unas demarcaciones del campo faltaban efectivos (delante) y sobraban en otros (mediocentro).

Buen trabajo de Chema Díaz por el carril izquierdo. Él tuvo una de las mejores ocasiones con un trallazo desde 35 metros intentando sorprender al portero local Nico. El tiro salió desviado.

Delante se movió bien, de más a menos, el alcarreño y debutante Esaú Rojo, a quien poco a poco le fue faltando fuerza, condición física y también ritmo de competición. Por la izquierda también se vieron las limitaciones de Lolo Ivars, un espectacular mediocentro, pero que en banda pierde muchos enteros.

También llamó la atención que Jordi Marenyà formara como una especie de mediapunta, justo por detrás de Esaú. El futbolista vila-realense hizo muchos kilómetros y su tendencia a irse al centro quedaba palpable. Atrás sin excesivos problemas hasta los siete últimos minutos en los que las dudas le dieron vidilla a los alicantinos.

Así es que sin goles acabó un primer tiempo en el que se vio que el Castellón se podía llevar el gato al agua de ser un poco más ambicioso.

El gol
Nada más arrancar la segunda parte, concretamente en el minuto 51, el equipo de Frank Castelló consiguió adelantarse en el marcador gracias a un certero testarazo del defensa central castellonense Arturo Navarro, quien empujó al fondo de las mallas un buen saque de esquina de Juanfran García. Era lo que le faltaba al partido: un gol. Fue albinegro y eso dio confianza a los orelluts para los siguientes minutos que quedaban por delante.

Siguió con las riendas del partido el equipo de la capital de la Plana. El 0-1 era una diferencia muy corta y en cualquier momento podía temerse lo peor de no cerrar el marcador. Pues fue así, el Muro se iba creciendo con el paso de los minutos y su mejor aproximación llegó en el minuto 64 con un centro-chut envenenado que despejó con acierto el joven portero Carlos Sabater.

Bajón físico
No acabó de marcar la diferencia el Castellón y ello provocó la reacción de los alicantinos que, sin apretar mucho, sí que tuvieron más el balón en su posesión y merodearon la portería albinegra más de lo previsto. Álex y Alberto, así como Carrión, intentaron apretar a lo castellonenses. Les intentaron crear peligro, pero por suerte todo quedó ahí porque a los locales también se les fue acabando la gasolina.

Y con un último cuarto infumable, se llegó al final de un partido en el que el equipo de la capital de la Plana cumplió con el objetivo de ganar, al final con agobios porque en el minuto 88 el local Álex estrelló el balón en el palo de la portería de Carlos Sabater. Un susto morrocotudo que bien pudo cambiar el resultado del encuentro y haber dejado al equipo castellonense con la boca abierta, así que lo mejor es que al final se ganó y se sumaron tres importantes puntos. El domingo otro capítulo en Castalia contra el Alzira con el mismo objetivo de seguir sumando de tres en tres para ir recuperando el terreno perdido y poder encaramarse a la zona alta de la clasificación del grupo VI de Tercera División.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine