12 de noviembre de 2017
12.11.2017

Crecer en el fútbol sin humillar al rival

Federaciones y clubes toman medidas para evitar goleadas escandalosas en los partidos de las categorías más pequeñas

12.11.2017 | 03:16
Más allá del fútbol, también se intenta educar en valores a los pequeños jugadores.

Formar en valores. Con el ejemplo de la Federación Gallega, muchas escuelas de fútbol base han introducido medidas para que las diferencias en el marcador no sean sonrojantes. El Villarreal, por ejemplo, plantea retos y objetivos individuales a sus jugadores cuando la victoria es segura

Hace unos meses la Federación Gallega de Fútbol (FGF) decidió tomar medidas para evitar goleadas escandalosas en el fútbol base, en especial en el Fútbol 8 (de entre 6 a 12 años). Varios clubes han seguido sus pasos, a título individual. A esas edades lo que realmente importa es potenciar la educación y la formación de los chavales por encima del resultado. La citada federación gallega tomó una drástica medida: la invisibilidad de los goleadores. Es decir, se retira el nombre de los goleadores de las actas que se cuelgan en la web, con el fin de evitar situaciones que atentan contra los valores del deporte como es la avariciosa lucha por marcar más goles que nadie, en la mayoría de los casos impulsada por los propios padres.

Los equipos, para evitar resultados escandalosos y humillantes para los niños rivales, también buscan la forma de evitarlas. El Villarreal, por ejemplo, que tiene un gran potencial en su fútbol base también evita humillar a los contrarios. Raúl Herrera es el director del Fútbol Base de la entidad de la Plana Baixa y reconoce que «intentamos inculcar este tipo de valores; no hay que avasallar al rival; no hay que ganar por encima de todo». Por eso, dentro de los partidos, se toman medidas para frenar marcadores finales de 12-0 ó de 15-2 que, al fin y al cabo, de poco sirven.

Cuando el partido ya está ganado «rotamos a los futbolistas de posición; al llegar a un determinado número de goles (ocho o nueve) o vemos que el partido ya no es competitivo, lo que intentan nuestros entrenadores es añadirle retos y objetivos individuales a cada futbolista». Abundó diciendo que «les hacemos jugar a pierna cambiada, jugar a uno o dos toques máximo; no jugar hacia atrás,?».

Hace dos décadas las mejores escuelas de fútbol para los niños eran las que jugaban en las calles. Sin reglas. Allí cada chaval aprendía a defenderse en este complejo mundo del fútbol, y donde cualquier tipo de decisión en el partido era exclusivamente del jugador. La sociedad ha cambiado sus costumbres. Hoy en día raro es ver un partido de fútbol en la calle. Cada pueblo, cada ciudad, cuenta con su(s) escuela(s) de fútbol. Y cada una de ellas sabe qué tipo de valores intenta inculcar a los chavales que la conforman.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine