No les escucharon

18.10.2009 | 04:03

Fernando Franco

Hubo dos Rick. Durante el largo régimen se ocultó la lucha del protagonista de Casablanca contra Franco en la Guerra Civil. El resto del mundo si lo sabía. En aquellos años, cineastas y actores norteamericanos realizaron filmes pro republicanos. Querían advertir del peligro del fascismo. En el 33, Rooselvet había afirmado «debemos tener miedo del miedo». Sin embargo, en el 36 se inclinó por una temerosa neutralidad. En Hollywood contra Franco, Oriol Porta muestra cómo se organizaron movimientos contra la política neutral que permitía el desarrollo del fascismo en toda Europa. Cineastas como Wilder, Preminger o Wyler habían llegado a Hollywood huyendo del totalitarismo y daban la voz de alarma. Aparece el recuerdo de las brigadas internacionales con sus jóvenes idealistas voluntarios, algunos serían más tarde conocidos: Brandt, Orwell, Malraux, Siqueiros… Todos los esfuerzos no fueron suficientes, no les escucharon, se impuso el miedo y las maniobras de los servicios secretos. Quizás hubo un tercer Rick. Queda mucho por desclasificar. El huevo de la serpiente eclosionó, según Bergman, y llegó el gran conflicto. Porta señala el inicio de la guerra fría. Bessie es perseguido por el maccarthismo y será encarcelado. Porta hace un buen trabajo para entender una época pendiente de esclarecer.

Enlaces recomendados: Premios Cine