«Un buen padre debe escuchar a los hijos»

El joven cineasta mexicano Diego Luna aborda el drama familiar de las ausencias parentales en su segunda película, «Abel»

 05:30  
Diego Luna da instrucciones al joven actor Christopher Ruiz-Esparza durante el rodaje de «Abel».
Diego Luna da instrucciones al joven actor Christopher Ruiz-Esparza durante el rodaje de «Abel».  Levante-EMV

LEVANTE-EMV VALENCIA ­
En un centro de acogida para niños con problemas de salud mental, la madre de un pequeño de nueve años que se niega a hablar, consigue un permiso temporal para que su hijo vuelva a casa. Ella confía en que la convivencia familiar pueda devolver la tranquilidad al pequeño paciente y así recuperar la normalidad.
El joven director Diego Luna (Ciudad de México, 1979) se inspira en el gran cariño que una madre siente por su hijo para usarlo como eje del relato de un drama familiar. El realizador comenta que «la madre cree que su amor puede salvarlo, pero, a veces, no es suficiente; yo quería que fuera una persona compleja como puede suceder en la realidad». Cuando el pequeño Abel llega a su casa, su personalidad experimenta una madurez inesperada y empieza a hablar y a comportarse como si fuera una persona adulta, llegando a asumir el papel del cabeza de familia. La madre al ver que su hijo ya habla, convence a sus hermanos para que le sigan la corriente y no protesten. Diego Luna reconoce que algunos elementos autobiográficos han contribuido en su historia. «Cuando tenía doce años, explica el cineasta latinoamericano, padecía insomnio y tuve sesiones de tratamiento con una psicóloga. Ella me dijo que durante el día era un joven de veinte años y que por la noche volvía a tener cinco. Así que teníamos que encontrar al chico de doce. En cierto modo, concluye Luna, es lo que le pasa a mi personaje.»

La figura materna
La historia de Abel sucede en México, una sociedad donde la figura materna es muy importante. Luna señala que en su país, muchas familias sufren la ausencia del padre porque han emigrado a Estados Unidos en busca de trabajo. «Sin embargo, afirma el director, para abandonar la familia no es necesaria la desaparición física, hay un abandono emocional que no sólo sucede en México, los padres delegan en la madre la educación y los hijos lo acusan.» En el film, Abel se da cuenta de que su madre necesita un marido y decide asumir el papel de padre. «Para ser un buen padre, asevera Luna, es necesario escuchar a los hijos. Hay escenas en las que Abel escucha a sus hermanos.» Abel se adecua a una identidad que le hace sufrir menos y que puede controlar. Ya no hay un padre ausente. Luna asegura que «todos intentamos escapar de lo que somos porque es difícil aceptarnos como somos de verdad».
Aunque el director intenta realizar una película sin elementos propios, su biografía aparece en el film, porque Diego Luna perdió a su madre con dos años y su padre lo trató como a un adulto. Sin embargo, este joven cineasta sigue siendo un niño en algunos aspectos, porque no todos los factores de nuestra personalidad se desarrollan al mismo ritmo.
Para encontrar al actor protagonista, Luna organizó talleres de teatro infantiles esperando encontrar un nuevo talento. «El personaje, cuenta el director, tenía que combinar a la vez inocencia y madurez; algo complejo para explicarlo a un niño». Después de un año de muchas sesiones, consiguió identificar a Christopher Ruiz-Esparza, un niño intuitivo y espontáneo que, aunque nunca había actuado anteriormente, fue el elegido.
En Abel han participado como productores John Malkovich y Gaël García Bernal. En el reciente Festival de San Sebastián, la cinta alcanzó dos importantes galardones: el Primer Premio Horizontes Latinos y el Premio de la Juventud Euskaltel. En su estreno en México, el film batió el récord de taquilla que hasta entonces ostentaba Shakespeare in Love.

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya