PORTADA

Pablo Sebastiá crea un Bond español para perseguir grupos de presión económicos

El escritor valenciano publica «Secreto de Estado», una novela sobre el poder del dinero en la política

 05:30  

E.P. MADRID Al estilo de los thrillers clásicos, Pablo Sebastiá Tirado (Castellón de la Plana, 1973) acaba de publicar Secreto de Estado, inspirada en una de las «más desastrosas operaciones antiterroristas» llevadas a cabo por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. «Esta novela deja mal a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y a los políticos, a la altura del betún», asegura el autor.
La trama parte del terror que asola a Sevilla tras una serie de cruentos atentados. Lamentablemente, nadie parece capaz de poner fin a semejante horror y la Policía Nacional y la Guardia Civil encargan el caso a sus mejores hombres, aunque sólo la innovadora visión de un oficial del Centro Nacional de Inteligencia, el coronel Jon Beotegui, aportará cierta luz al caso.
Según explica Sebastiá, Jon Beotegui es una especie de James Bond en versión española, que se asemeja al personaje de ficción por su «profesionalidad y eficacia». Este agente secreto se encargará de hacer frente a «grandes grupos de interés», que tienen como fin, controlar el mundo.
La novela refleja cómo los grupos de interés manejan el mundo a su antojo y «son los responsables de que Zapatero o la canciller alemana Ángela Merkel actúen de determinada manera», explica el autor.
Junto a la intriga, los ataques terroristas y la acción, Sebastiá introduce también escenas de sexo «subidas de tono» gracias a la relación sentimental que el coronel mantiene con una hermosa letrada, y descubre lo excitante y peligroso que resulta satisfacer a cualquier precio.
El título de la novela viene dado por la comparación que puede llevarse a cabo entre la trama central de la novela y algunas de las decisiones políticas adoptadas en la España democrática.

Enlaces recomendados: Premios Cine