EN DIRECTO

´La atención a la salud mental en la CV va hacia un modelo de exclusión´

 05:30  

La Asociación Española de Neuropsiquiatría presenta los datos del Observatorio de Salud Mental

JOSEP LLUÍS GALIANA ­
Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora todos los 10 de octubre con una campaña que busca concentrar la atención mundial en la identificación, tratamiento y prevención de algún trastorno emocional o de conducta destacado y que este año tiene como lema El gran empuje: Invertir en Salud Mental, la Associació Espanyola de Neuropsiquiatria Professionanals de Salut Mental del País Valencià (AEN-PV) presentó los datos del Observatorio de Salud Mental de la AEN-PSM. El acto, que tuvo lugar el pasado martes en el Club Diario Levante, contó con la participación de Ana Sánchez y Mikel Munárriz, presidenta y vicepresidente, respectivamente, de la AEN-PV. La psicóloga clínica Ana Sánchez, que desempeña su labor profesional en la Unidad de Salud Mental (USM) de la Fuente de San Luis, explicó que, «desde 2002, la AEN viene analizando, contrastando y comparando los datos y las realidades asistenciales de los Servicios de Salud Mental en las diferentes Comunidades Autónomas del Estado Español, así como con respecto a los países de nuestro entorno». En el marco de la Ley General de Sanidad y el Documento de la Comisión para la Reforma Psiquiátrica, las CC AA «han establecido diferencias en prioridades, ritmos, así como en las modalidades de organización y gestión cuyo alcance es necesario conocer».
El psiquiatra de la Unidad de Salud Mental de Burriana y vicepresidente de la AEN-PV, Mikel Munárriz, fue el responsable de presentar los últimos datos elaborados por el Observatorio de Salud Mental de la AEN, ya que «la Conselleria de Sanidad no publica sus datos sobre la estructura y funcionameinto de los servicios de Salud Mental». Tras la exposición de cifras y tablas, que pueden consultarse on line en www.observatorio-aen.es, Munárriz llegó a la conclusión final de que «los recursos son insuficientes para atender las necesidades, pero, además, su distribución es desequilibrada, tanto a nivel territorial como también entre los dispositivos capaces de recuperar frente a aquellos que sólo pueden contener».
Para el responsable del Observatorio de Salud Mental de la AEN en la Comunitat Valenciana el principal y más grave desequilibrio se encuentra, precisamente, en el modelo de atención a la discapacidad elegido por la Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana. Munárriz afirmó que «el modelo valenciano de atención a la salud mental va hacia un modelo de exclusión. Las residencias —algunas son minimanicomios con más de 100 plazas autorizadas— y los centros de día no favorecen la recuperación. Los Centros Específicos para Enfermos Mentales (CEEM) y los Centros de Rehabilitación e Inserción Social (CRIS) están pensados, explicó Munárriz, para cuidar o contener a los pacientes. Son lugares de exclusión».
Mikel Munárriz, que imparte la asignatura de Psicoterapias en la Universitat Jaume I, de Castelló, señaló también el alarmante desequilibrio que se da entre las diferentes profesiones. «Una atención eficaz a los problemas de salud mental requiere que haya equipos multidisciplinares en los que distintos profesionales atiendan a los usuarios con técnicas terapéuticas diversas (no sólo medicación) y que lo hagan con continuidad, cerca del entorno natural de lso pacientes, adaptando el servicio y haciéndolo accesible a los usuarios en todos los momentos de la enfermedad. Para ello, insistió Munárriz, se necesita mucho personal de enfermería y de trabajo social, y como indican las cifras en las USM hay sobre todo psiquiatras (y pocos), pero carecen del resto de los profesionales necesarios para una asistencia eficaz. Así es poco probable, remachó el psiquiatra, que la gente se recupere y facilita la posibilidad de que se encronice y progrese en su incapacidad».

Enlaces recomendados: Premios Cine