Calp anuncia una bajada de la tarifa del agua que sólo será de un euro al trimestre

El alcalde remodela su gobierno y retira Personal al concejal que pilotó el despido de 100 trabajadores

26.11.2013 | 00:03

El alcalde de Calp, César Sánchez, del PP, anunció ayer una bajada de la tarifa del agua que es más cosmética que otra cosa. Compareció con cuatro concejales de su gobierno para avanza que el próximo año la cuota de consumo se reduce en un 5 %. No es un descenso universal. Sólo se beneficiarán los abonados de los dos primeros tramos de consumo. El munícipe destacó que ahí está el 83 % de los ciudadanos y, sobre todo, la mayor parte de las familias. Pero la bonificación no es la panacea. Supone, en cada recibo trimestral, un euro y pico. Pero Sánchez y sus concejales subrayaron que es «una ayuda para los hogares».
El munícipe, además, se afanó en recordar que su equipo de gobierno también ha aprobado una bajada del tipo del IBI que, en tres año, será del 37 % (el próximo, el tipo ya se recorta en un 17 %). Pero esa fiebre por aliviar la presión impositiva hay que situarla en el contexto. Este año los vecinos ya han visto cómo sus recibos de IBI subían, de golpe, un 37 %. En tres años, se volverá al principio. Y, por el camino, los ciudadanos le habrán proporcionado al consistorio ingresos extra para ir tirando. El alcalde, sin embargo, también insistió ayer en que se han corregido omisiones de inmuebles que no tributaban.
En ese tobogán de subidas y bajadas de impuestos, el alcalde, a final de mandato, podrá decir que ha cumplido su promesa electoral de bajar impuestos. Pero, en realidad, los vecinos advertirán que lo único que ha pasado es que, tras años de pagar más y más, al final los recibos volverán a donde estaban.
Mientras, César Sánchez no termina de ajustar su gobierno. Ha acometido ahora su enésima remodelación. No da con la tecla. Los concejales implicados restaban ayer importancia al nuevo baile de delegaciones. Pero sí la tiene, ya que precisamente una de las concejalías que cambia de manos es Personal.
Manuel Cabrera deja la concejalía de Calidad Urbana, que asumió por estar relacionada con su profesión de arquitecto. Lo hace cuando uno de los proyectos que más le ilusionan, el concurso de ideas para la revitalización del casco antiguo, está en la fase decisiva. Los vecinos están votando para elegir el mejor proyecto.
Cabrera coge Personal. Hasta ahora esa concejalía la ostentaba Paco Cabrera, mano derecha del alcalde, responsable de Hacienda, presidente del PP local y asesor de la Diputación de Alicante. Paco Cabrera se ha granjeado la crítica de buena parte de la plantilla. Eliminó complementos, dietas y productividad y luego se sacó de la manga una peculiar normativa que, prácticamente, premiaba por ir a trabajar. Ha estado al frente de Personal en el momento más delicado, cuando se despidió a cien trabajadores. Además, el gobierno local puso entonces al frente del área a su hermano. Y creo una plaza que la oposición entendió que llevaba su nombre y apellidos. Al hermano del edil, se le subía, de golpe, tres categorías (y su sueldo engordaba en la misma proporción). Pero esa plaza sigue hoy vacante. El gobierno local intuye que dar ese paso le supondría un gran castigo.
Paco Cabrera también ha dejado pendiente la VPT (Valoración de Puestos de Trabajo), que debía corregir las notables diferencias salariales y las desigualdades de la plantilla municipal.

Lo último Lo más leído

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine