15 de octubre de 2015
15.10.2015
Medio ambiente

El Marquesat sigue los pasos de Turís y comprará agua ante el avance de la sequía

Catadau, Llombai y Alfarp acuerdan la conexión a un pozo privado por temor a quedar desabastecidos

15.10.2015 | 04:15

La Mancomunitat del Marquesat, en la que están integrados los ayuntamientos de Catadau, Llombai y Alfarp, también se prepara para comprar agua de pozos privados ante el riesgo de desabastecimiento que planea sobre esta zona ante el avance de la sequía. Los municipios del Marquesat aún no han decretado restricciones en el consumo de agua como sí ha aplicado el Ayuntamiento de Turís -que ha suspendido el servicio en horario nocturno desde el pasado mes de agosto- pero el riesgo de desabastecimiento existe y por eso hay cierta prisa en conectar el pozo de la Mancomunitat a una perforación privada que asegure el abastecimiento de estas tres poblaciones ante las escasas reservas.

Lo confirmó ayer el presidente de la mancomunitat, Josep Forés, quien aseguró que hay una tendencia claramante a la baja en los recursos del pozo principal desde hace unos dos años que preocupa a los tres ayuntamientos. En el pasado mandato, con los tres consistorios gestionados por el PP, ya se acordó iniciar las conversaciones con el pozo propiedad de la comidad de regantes l'Heretat, muy cercano al de la Mancomunitat. Este verano también se ha procedido a conectar otro pozo, el de la Nevera, para mayor seguridad.

«Hemos tenido momentos críticos, pero se ha mantenido el servicio sin restricciones; aún así hay que tomar decisiones por una cuestión de seguridad porque puede llegar un momento complicado y aquí residen 7.000 personas y varios miles más en verano», señaló ayer Forés. El plan es conectar los pozos para atender una situación de emergencia en el caso de que el que abastece a los tres municipios se quedara sin recursos si continua el ciclo seco de los últimos años.

Forés asegura que las últimas lluvias han dado un respiro al acuífero, pero la dinámica de caída de los recursos es persistente. Ahora, los tres ayuntamientos, gobernados por partidos de izquierda, se han encontrado que la preparación para una posible compra de caudales ya estaba en marcha y también con un convenio firmado con la diputación para una subvención de 130.000 euros que conecte los dos pozos.

Este diario informó ayer mismo que el Ayuntamiento de Turís ha acordado la compra de caudales a uno de los pozos privados existentes en el vecino término de Godelleta para el abastecimiento de la población ante el avance de la sequía que ha dejado sin recursos el pozo propio, ubicado en la zona de Viñamalata.

El consistorio tiene previsto adquirir en torno a un millón de metros cúbicos para evitar el desabastecimiento del municipio, donde residen en la actualidad unas 6.500 personas.

La pasada semana ya se iniciaron obras de urgencia para conectar el pozo de Godelleta con el que suministra a Turís.

Una inversión de 130.000 euros

Una obra similar es la que pretende ahora acometer la Mancomunitat del Marquesat con la subvención de 130.000 euros de la diputación. Próximamente está previsto firmar el convenio entre los ayuntamientos a través de la Mancomunitat y los regantes de l'Heretat y a continuación licitar las obras de conexión.

El convenio se realiza a tres bandas ya que la mancomunitat se conecta al pozo de los regantes, pero la empresa que gestiona el servicio, el grupo Aguas de Valencia, es la que se obliga a realizar la compra del agua que después gestionará entre los usuarios. Con todo, la conexión no es para un abastecimiento contínuo sino ante una situación de emergencia que pueda surgir en el futuro. Pero los tres ayuntamientos, como el de Turís, buscan una solución definitiva para acabar con el riesgo de desabastecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine