26 de enero de 2016
26.01.2016
L'Eliana

La desnitrificadora, bajo sospecha

La planta de l'Eliana no está entre las investigadas, pero sus sobrecostes suscitan dudas

26.01.2016 | 04:15
La desnitrificadora, bajo sospecha

La desnitrificadora de l'Eliana, una vez más, vuelve a salir a la palestra en la actualidad informativa. Pero no porque por fin vaya a entrar en uso para dar servicio a los vecinos. En esta ocasión, son las investigaciones de la operación Frontino en torno a distintos cargos de la empresa pública Acuamed quienes la han colocado al pie del cañón.

Según el auto del juez, los trabajos de esta infraestructura no figuran en la relación de obras investigadas en la trama de Acuamed, la empresa pública que se encargó de su construcción, que se presupuestó en 4,5 millones de euros y que al final ha costado sobre los 16,5. Es decir, ha habido alrededor de 12 millones de sobrecoste.

El PP local, en la oposición, solicitó que se abriera una comisión de investigación para descubir si la desnitrificadora se encontraba entre las obras en entredicho y que el consistorio elianero se personara en la causa «para defender el interés de los vecinos». Según los populares, la planta «podría estar entre los contratos presuntamente hinchados por la empresa municipal».

Tras ello, el alcalde, Salvador Torrent, ha manifestado que su postura es la de dejar «trabajar a la justicia». Aunque reconoce que, a la vista de lo ocurrido, «no sabemos si en un futuro se extenderá la investigación a la desnitrificadora». «Desde siempre hemos dudado», admite Torrent, que asevera que «desde Acuamed jamás se ha justificado la realidad del gasto». «Si nos vemos perjudicados, entonces nos personaremos», explica ante la posibilidad de presentarse en la causa. Eso sí, lamenta que, de nuevo, todo el proceso para que comience a funcionar la planta se ha quedado «paralizado». «Habíamos avanzado, pero con esta situación nos hemos quedado sin interlocutor», señala.

Mientras tanto, pese a que está acabada desde 2011, la planta desnitrificadora todavía no se encuentra en funcionamiento. El agua de l'Eliana sigue teniendo un problema grave de concentración de nitratos, que hasta triplican lo que considera la Organización Mundial de la Salud como apto para el consumo humano.

A todo ello se suma que desde la Unión Europea amenazaron con pedir que se devuelvan los fondos Feder que se destinaron a financiar su construcción si no comienza a dar servicio.

En definitiva, se construyó una planta por 16,5 millones que debía haber costado 4,5. Nadie responde de dónde ha salido el sobrecoste. La infraestructura está acabada, pero no da servicio. Todos piden que comience a funcionar, pero no lo hace. Y los vecinos, nueve años después de que se firmara el convenio para construir la que iba a ser la «gran solución», siguen sin tener agua en condiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine