21 de febrero de 2016
21.02.2016

Cinco «trucos» para evitar las discusiones diarias en casa

Consejos para afrontar problemas cotidianos y saber cómo actuar ante problemas graves con los hijos

21.02.2016 | 04:15

01
No quiere cumplir normas
La constancia y la coherencia en las consecuencias. Por un lado, si tiene que irse a dormir a una hora establecida, debo recordárselo todos los días, no sólo cuando me levanto de mal humor o estoy desbordado. Así será la única manera que adquiera el hábito. Cuando conseguimos que haga las cosas, debemos reforzarle positivamente para que vea que nos damos cuenta de que lo ha hecho; es importante decirle «lo contenta que estoy porque me ha hecho caso» o darle recompensas semanales, como elegir la película que se verá en la televisión. Siempre tendemos a darle importancia a la desobediencia y conseguimos el efecto contrario. Ahora, luego hay que ser coherente. Si no cumple las normas, no puede tener privilegios; es la consecuencia a sus desobediencias, los únicos responsables son ellos y tienen que asumirlo.


02
Rechaza la fruta y la verdura
Una buena manera de hacer que las pruebe es poniéndole un postre que le guste mucho, y decirle qué espero de él para qué lograr el premio: por ejemplo: comer 4 trozos. Verá que el esfuerzo lleva premio y conseguiremos que poco a poco los sabores le sean gratos.


03
Quiere ponerse ropa o hacerse piercings que no le parecen
apropiados a sus padres
Hay muchos factores que podemos valorar. Uno es las notas y las responsabilidades que el menor tenga. Si las cumple, debemos buscar un diálogo y un punto común, puesto que él demuestra ser responsable y coherente. Si no cumple con sus obligaciones, no debemos ceder. No es responsable para sus obligaciones, por lo que demuestra que tampoco lo será para estas decisiones.


04
Apenas habla ni comparte
experiencias con sus padres
Muchas veces son reacios a contarles cosas a sus padres y madres por falta de costumbre, por timidez, por falta de confianza... debemos analizar y así descubrir cómo ha sido la relación con nuestro hij@ hasta ahora. Si estaba muy ocupada para escuchar sus juegos de clase, si cuando llegaba enfadado o triste me sentaba a ver qué le pasaba, si al irse a dormir le dedicaba 10 minutos para preguntarle cómo le había ido el día€ También ellos necesitan espacio en ciertos momentos de su vida, en la adolescencia su confianza es absoluta en el grupo de iguales pero no en casa.


05
Da síntomas de tener problemas de sociabilidad, sufrir acoso, adicciones o anorexia pero los niega€
Si da síntomas de adicciones o anorexia, aunque los niegue, debemos de tomar medidas preventivas. Sobre todo con los trastornos alimentarios, debemos ponernos en manos de profesionales. Con las adictivas se necesita mucha información sobre consumo, abuso y consecuencias. En el acoso también hay que tener en cuenta muchos factores y hablar con los profesores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine