testimonio
 

"Subía a la torre cuando oí un estruendo, vi el bulón roto y a mis compañeros caer entre los hierros"

 01:27  
relato. Pablo González explica cómo sucedió el accidente, ayer, en su casa, donde está recluido desde el lunes.
relato. Pablo González explica cómo sucedió el accidente, ayer, en su casa, donde está recluido desde el lunes. jose aleixandre
 NOTICIAS RELACIONADAS

Pablo González salvó la vida porque una de las víctimas le pidió unas planchas metálicas desde el andamio

M. Vázquez, Valencia
Cuando Jarlin Pablo González habla de sus "amigos", las manos le tiemblan y los ojos se le arrasan de lágrimas. Apenas han pasado 24 horas desde que estuvo a punto de perder la vida en las obras del Nuevo Mestalla y sigue sin poder relatar lo sucedido sin que se le quiebre la voz y se venga abajo. Sin embargo, él es el único que puede aclarar con certeza cómo ocurrió todo, puesto que en el momento del accidente estaba subiendo al andamio que instantes después se derrumbó. "Yo nunca había visto algo como esto... Y no quiero morir así", solloza.
Pablo, como lo conocen todos, llegó hace un año a Valencia y desde hace tres semanas trabajaba en la construcción para una de las empresas subcontratadas en las obras del estadio. "Era yo quien tenía que estar arriba y no Nelson -se dolía ayer mientras recordaba los hechos-, pero había que hacer una maniobra con unos hierros y me dijo que lo haría él para que no hubiese problemas porque tenía más experiencia que yo".
En esos momentos, Luis Medardo se encontraba "arriba del todo, a unos doce metros de altura" y el resto, Nelson Rocha, Enrique Pradas y José Vilanova, estaban "sobre la plataforma del andamio, a unos siete metros de alto". Pablo se disponía a subir por una escalera lateral "hasta donde estaba mi amigo Luis para ayudarle a ajustar y asegurar la estructura".
Sin embargo, cuando el joven boliviano de 27 años ya estaba de camino hacia la cima de la torre, oyó que Luis lo llamaba. "Me silbó y me gritó que faltaban dos planchas para pisar el andamio, así que me paré para cogerlas y me giré" para ver antes dónde estaban. Entonces, fue cuando oyó el estruendo. "Se escuchó un crujido tremendo y, al volverme, vi cómo el bulón se rompía y la estructura cedía", rememora con dolor. "Luis, que estaba arriba, saltó por los aires" debido a la sacudida y "entre mí pensé: ¡Nelson!", pero ya era tarde: instantes después, "todo se vino abajo", relata sin poder aguantar las lágrimas. "Vi cómo caían entre los hierros y las maderas, cómo la estructura arrastró a los tres que estaban sobre el andamio y cómo llegaban al suelo. Lo vi todo", se lamenta.
De los minutos siguientes, Pablo únicamente recuerda el silbo de la bombona de gas de Enrique, el soldador, que se había desprendido de la manguera y había caído junto los albañiles. "Mis compañeros me contaron luego que me fui corriendo hacia donde estaba Luis y que intenté cogerlo mientras ellos me gritaban que me fuese de ahí, que ya no podía hacer nada porque mi amigo estaba muerto y que la bombona iba a explotar y nos iba a matar a todos", explica compungido. Finalmente, el resto de obreros consiguió apartar al joven del lugar, pero la pesadilla aún no había acabado.
"Los demás estaban atrapados entre los hierros y los restos de la estructura. Nelson se quejaba muy fuerte y los otros dos chicos también, pero no podíamos acercarnos por el gas", solloza. "¡No pudimos hacer nada! ¡Nada! ¡Queríamos ayudar, pero teníamos miedo de acercarnos! ¡Teníamos miedo y no pudimos hacer nada!", se duele mientras rompe a llorar abiertamente.
Al cabo de unos instantes, el silbido disminuyó, dos de los obreros retiraron la bombona de gas hacia otro lugar y todos se acercaron a las víctimas. "Nelson ya había muerto -describe Pablo-, pero los dos chicos españoles aún vivían, así que intentamos quitarles de encima todo lo que les aprisionaba". Entre 18 hombres fueron incapaces de levantar las losas que tenían encima.
Conforme llegaron más compañeros, las fuerzas se unieron para liberar a los heridos y, finalmente, "pudimos levantar una de las placas". No sirvió de mucho, puesto que nadie se atrevió a tocar a las víctimas. "Teníamos miedo de hacerles más daño", así que optaron por colocar unas falcas para sujetar el material y que al menos no sepultase por más tiempo a sus compañeros. A esas alturas, "todos, sin que ninguno se diese cuenta hasta entonces, estábamos llorando".
"Lo veo todo una y otra vez"
Cuando los equipos de emergencia arribaron, inmediatamente evacuaron a Enrique y a José -Luis y Nelson ya habían fallecido-. Poco después trasladaron también a Pablo, que ya era presa de un ataque de nervios. "Me dieron tranquilizantes y un psicólogo habló conmigo, pero yo sigo viendo todo en mi cabeza una vez tras otra, sin descanso -explica asustado-. Yo nunca había visto algo como esto... Y no quiero morir así, no quiero perder la vida de esa forma".
Tal es la situación mental por la que actualmente atraviesa el joven boliviano que los responsables de su empresa ya le han enviado a que reciba ayuda psicológica de forma permanente. Mientras, a él le asaltan las dudas. "No sé qué hacer. Tengo miedo de morir así, pero llevo muy poco tiempo con la tarjeta (de residente) y necesito cotizar más tiempo a la Seguridad Social para poder renovarla", señala disgustado. "Algunos compañeros ya me han dicho que van a dejar la construcción después de esta tragedia. Yo haría lo mismo, pero necesito trabajar... Tengo miedo de que me pase lo que a Luis o Nelson, pero está tan mal el trabajo... Ahora no hay mucho empleo y yo lo necesito para poder seguir teniendo mis papeles en regla...".

  HEMEROTECA

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Canales temáticos

Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya