Plagas

El fracaso de la lucha contra el picudo rojo

En la C. Valenciana se destruyen 15.000 palmeras cada año, según la exconsellera Maritina Hernández

13.10.2013 | 05:30
El fracaso de la lucha contra el picudo rojo
El fracaso de la lucha contra el picudo rojo

Sin control. La plaga del picudo rojo avanza por España después de arrasar las palmeras del Mediterráneo. Aunque es posible salvar una palmera, los expertos ven imposible frenar la plaga sin acciones coordinadas.

La plaga del picudo rojo es el más claro ejemplo del desastre que puede provocar la entrada accidental o deliberada de una especie exótica con gran capacidad de invasión sobre la fauna y la flora propia del país. El Rhynchoporus ferrugineus, el temible picudo, llegó a España (Almuñecar) en 1993 en palmeras importadas procedente de Oriente Medio. Desde entonces no ha parado de expandirse y su voracidad aparenta no tener fin. En 2005 llegó al palmeral de Elx, el mayor de Europa. Ahora se extiende por Madeira, en medio del Atlántico, y ha sido localizado en la isla de Toja, en Galicia, en un vertiginoso avance que ha tenido como aliado fiel al hombre y sus negligencias.

El ataque del picudo es mortal. En seis meses, los descendientes de una única pareja pueden acabar con una planta. Nadie sabe cuantas han caído. Miles, probablemente cientos de miles. En 2011, la entonces consellera de Agricultura, Maritina Hernández, aseguraba en Elx que la conselleria estaba «recogiendo unos 15.000» ejemplares cada año. En Elx, municipio en el que se adoptaron medidas desde el m omento en el que se sospechó la presencia del picudo, el ayuntamiento admitía el pasado febrero que habían muerto 40.000 palmeras en apenas dos años. No hay cifras oficiales y probablemente no las habrá nunca.

Pablo Esparza tiene una empresa de jardinería en Valencia. Es de los que todavía se sube a las palmeras e intenta salvarlas siempre que es posible mientras traslada sus técnicas a jóvenes deseosos de aprender el oficio. Comienza por aclarar que el picudo no es necesariamente la muerte de la planta. «Se puede salvar si se llega a tiempo», sostiene, aunque no es tan optimista sobre la posibilidad de frenar la plaga.
«Para eso hace falta la implicación de las administraciones, que no existe, un mínimo consenso en las metodologías a aplicar y el compromiso también de los particulares», declara.

Pablo trabaja a diario en el rescate de ejemplares afectados por el picudo. Desde su experiencia pide a gritos una «estrategia» para poder tener bajo control la plaga.

«La administración ha tirado la toalla», sostiene y la crisis ha acabado por dar la puntilla a las tímida y erráticas campañas de control. «La burbuja inmobiliaria trajo la plaga y la crisis que deja la está agravando», añade, recordando que la necesidad de palmeras para los desarrollos urbanísticos, primero en la Costa del Sol y luego en Murcia y la Comunitat Valenciana, forzó la importación de palmeras «baratas» en las que llegó el picudo.

Intrusismo y productos «milagro»
Los errores se acumulan en la lucha contra el picudo. Se aconsejó quemar las plantas afectadas y era un error. El insecto sobrevive y se propaga. La Generalitat Valenciana montó un dispositivo de recogida de ejemplares dañados, pero la tardanza de meses en recoger los troncos aceleró la propagación de la plaga. El transporte debía hacerse en cajas cerradas, pero no siempre se hizo así y el escarabajo, de vuelo torpe, viajaba en camión y colonizaba cada vez mas territorio mientras los restos de palmera llenaban huecos de cantera y vertederos. Quedan muy pocas palmeras no afectadas, pero donde no ha llegado la plaga es posible hacer tratamientos preventivos que deben tener continuidad.

Para los ejemplares afectados solo cabe aplicar la cirugía terapéutica—a veces traumática—antes de atacar al picudo con técnicas de lucha integrada que incluyen productos fitosanitarios, trampas, control biológico, etc. «No hay un único método y ninguno es 100 % eficaz, pero perseverando en los cuidados y el tratamiento, las palmeras se salvan», añade. Otro problema es el precio. Podar en altura y volver cada mes a reponer trampas y aplicar tratamientos especializados puede costar entre 200 y 800 anuales. No hay ayudas y algunos propietarios se casan.

Para redondear este negro panorama, en los últimos años han proliferado «presuntos profesionales sin apenas formación que revientan los precios, aplican de forma poco eficiente y con riesgo para ellos y los demás los productos y solo hacen que agravar los problemas».

La falta de protocolos oficiales ha propiciado también la aparición de sustancias y técnicas de tratamiento que ofrecen resultados casi milagrosos. Ni siquiera hay consenso científico sobre la eficacia y viabilidad de estos métodos. A la sombra de esta dispersión ha surgido también una guerra comercial sin precedentes mientras la Unión Europea ha dado una nueva vuelta de tuerca a la difícil situación al prohibir uno de los pocos insecticidas que se había mostrado eficaz.

Salvar una palmera es posible. Mantener las palmeras como parte del paisaje común parece cada vez más complicado.

La investigación no ha cuajado todavía
Empresas de biotecnología y centros de investigación oficiales han desarrollado fórmulas para el control biológico de la plaga, aunque los resultados son una incógnita todavía. Se ha probado con varios nematodos (pequeños gusanos que se introducen en el picudo y lo matan) y con hongos capaces de acabar con el escarabajo rojo si se logra que el insecto entre en contacto con el «caldo» que contiene el hongo. Algunos de estos productos ya se comercializan. No hay un depredador claro para el picudo y su capacidad destructora en el interior de las palmeras, a salvo de cualquier tratamiento, lo hace casi indestructible. j. s. valencia

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


Comunitat Valenciana


El calor regresa a Valencia y dispara de nuevo el mercurio
El calor regresa a Valencia y dispara de nuevo el mercurio

El calor regresa a Valencia y dispara de nuevo el mercurio

Las nubes se disiparán y en algunos puntos de la provincia el termómetro volverá a rozar los 30ºC

El líder dimitido de la Curva Nord, cazado en plena agresión en el 9 d´Octubre

El líder dimitido de la Curva Nord, cazado en plena agresión en el 9 d´Octubre

Javier C. afirma que no participó en los actos violentos de ultraderecha pero fotos y vídeos lo...

La temperatura cae 9 grados en solo dos horas

La temperatura cae 9 grados en solo dos horas

Algunos municipios de la Comunitat Valenciana acumulan más de 30 litros por metro cuadrado

Oltra: "Los fascistas están envalentonados y se creen los dueños de la calle"

Oltra: "Los fascistas están envalentonados y se creen los dueños de la calle"

La vicepresidenta del Consell dice que el escrache que sufrió anoche en su casa es un acto "muy...

â??
Un desfile para apoyar a las mujeres afectadas por el cáncer de mama

Un desfile para apoyar a las mujeres afectadas por el cáncer de mama

El desfile de moda de "Vivir como Antes" organizado por El Corte Inglés arrancó la semana de apoyo...

El cambio climático retrasa la vacunación contra la gripe

El cambio climático retrasa la vacunación contra la gripe

Sanidad abre este lunes 23 de octubre la campaña para la que ha adquirido 750.000 unidades

Enlaces recomendados: Premios Cine