01 de noviembre de 2015
01.11.2015
Obituario

Ramón Ponce Carrasco: Luchador nato, lo superó todo

01.11.2015 | 04:15

«Se ha de estimar mucho más un diente que un diamante», díjole don Quijote a Sancho Panza en una discusión sobre esta materia. El refrán cervantino lo tuvo siempre muy presente Ramón Ponce Carrasco, fue su insignia y santo y seña de toda su actividad profesional.

Luchador nato, lo superó todo y triunfó en sus diversos mundos. Se prodigaba y entregaba a fondo. Comenzó barriendo un taller artesanal de prótesis dental y acabó siendo uno de los más afamados protésicos dentales.

Inventó como empresario en su plenitud las clínicas dentales integrales, que repartió por numerosos pueblos, uniendo a la atención odontológica el laboratorio de prótesis, con lo que hizo avanzar la atención a los pacientes. Lo suyo fue una empresa familiar con corazón, que de repente, tan humano y tan trabajador, se detuvo estando con las botas puestas.

Le prologué el libro de su biografía y obra –«Una vida entre dientes»- y en la presentación él sólo llenó el auditorio grande del Palacio de Congresos, termómetro de la gran cantidad de gente que le quería y apreciaba. Lo suyo fue estudiar, trabajar y curar.

Ingenió los artilugios más sofisticados para resolver los casos más complicados.

De mozo aprendió las técnicas de la prótesis dental, al tiempo que las de joyería. Las del puente colado le sirvieron para hacer verdaderas obras de ingeniería en las bocas de las personas. Curiosamente, el último local que abrió parece en su aspecto externo una joyería con una variada exposición de sus trabajos en los escaparates.

Era puro vitalismo, inmensa humanidad, gran capacidad de fe e ilusión, emprendedor, estudioso, investigador, trabajador. Se iban todos de vacaciones y él se quedaba ingeniando, dando vueltas a los problemas clínicos que le presentaban. El primero en llegar y el último en echar el cierre. Una torrentera, potencia autodidacta. También tierno. Era feliz cuando alguien le agradecían que las prótesis que él hacía habían devuelto la calidad de vida.

Cuando la crisis más arreció, fue solidario. Allá donde estaba atendió a los más desfavorecidos con precios sensiblemente muy bajos. Era su manera de ser solidario, de compartir el pan y el afecto, de repartirse la dureza del camino y la esperanza de llegar a buen puerto.

Muy social, sacaba tiempo de donde no lo había, igual presidía el equipo de fútbol de Castellnovo que vivía a pleno rendimiento la vida de su falla. La misma noche de su adiós, terminada la jornada laboral, acudió a una cena de viejos amigos con los que hacía tertulia.

Sedujo y enamoró a su familia de la profesión, los integró en el proyecto de su vocación. Amparo, su esposa, y sus hijos, Ramón y Amparo, son odontólogos, con el dolor, les queda de seguro el recuerdo y el sello de la obra bien hecha y con corazón, el mismo que no ha podido aguantar el ritmo de su incansable vocación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine