Suscriptor
Gisela Schmitz-Roth

La pintora que no pudo romper los hilos del acoso

Gisela se sentía culpable de haber sobrevivido en las Maldivas al maremoto de 2004; se volcó en ayudar a las víctimas

29.11.2015 | 14:29
La pintora que no pudo romper los hilos del acoso
La pintora que no pudo romper los hilos del acoso

Gisela vendió su academia de pintura en Colonia para mudarse a España con su marido, 16 años más joven que ella. Llevaban un año en Orba cuando él, tras una discusión, la estranguló. Gisela, de 69 años, vivía sojuzgada. En un cuadro, se retrató como una marioneta arrodillada.

En ese lienzo, titulado Dejad bailar a las muñecas, Gisela expresó lo que nadie sabía. Se ve a una mujer...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 963 030 950 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Levante-EMV