21 de diciembre de 2015
21.12.2015
Especie

El enigma del águila perdicera

El número de parejas de esta especie ha pasado de 98 a 79 en el periodo 2003-2015 a pesar de los esfuerzos realizados para recuperar esta especie amenazada - El seguimiento por satélite de 8 ejemplares puede aportar datos vitales para su conservación

21.12.2015 | 04:15
El enigma del águila perdicera

La población de águila perdicera en la Comunitat Valenciana sigue en franco retroceso pese a los planes de la administración valenciana para recuperarla. No existe, por el momento, un acuerdo sobre las causas de esta regresión y tampoco el seguimiento detallado que realizan agentes medioambientales y forestales ha aportado datos incontestables que permitan adoptar planes eficaces.

También todavía lejos del repunte experimentado por las rapaces en general y provocado, en parte, por la recuperación de las poblaciones de conejo en determinadas zonas de la geografía valenciana, se encuentra el águila real.

En 2003 se localizaron 98 parejas y se estimó una productividad de 1,13 pollos por pareja. Según el último censo realizado por la Generalitat con el apoyo de los agentes forestales y el personal de los centros de recuperación de fauna «Santa Faz» y la Granja del Saler, en 2015 se han localizado en la Comunitat Valenciana 79 parejas de águila perdicera con 65 pollos y un índice de productividad de 0,82.

«El problema no es el bajo índice de reproducción, que también, sino la existencia de una mortalidad relativamente elevada», asegura Juan Jiménez, jefe del servicio de vida silvestre de la dirección general de Medio Natural y Evaluación Ambiental de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente. Según la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife), «la principal amenaza para la especie reside en un alto índice de mortalidad adulta derivado de la persecución directa (disparos, trampas o venenos en cotos de caza menor) y de la electrocución y colisión con tendidos eléctricos».

El águila perdicera está incluida en el Libro Rojo de las aves de España en la categoría de «En peligro» y aparece como «Vulnerable» en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

En los últimos años, la Generalitat Valenciana ha puesto en marcha distintas iniciativas para intentar revertir el declive de la población, aunque la tendencia sigue siendo negativa.

La Generalitat realiza un seguimiento de la mortalidad de estas aves y en los casos de electrocución emplaza a los titulares de las líneas a modificar los apoyos o a colocar salvapájaros. Sin embargo, un estudio realizado en Villena, donde se había detectado la desaparición de adultos, atribuidos a la presencia de 190 apoyos «peligrosos» en líneas eléctricas, no se encontraron restos de aves por lo que no hubo datos concluyentes.

Juan Jiménez explica que el aumento de productividad del águila perdicera solo es posible si mejora su acceso al alimento, aunque persisten lagunas de conocimiento sobre la ecología de la especie . En el parque natural de la Sierra de Espadán, el fracaso reproductor del águila perdicera ha llevado a poner en marcha un proyecto que probablemente contribuya a conocer mejor esta especie y a hacer viable su supervivencia. Con financiación de Red Eléctrica de España, el soporte científico de la Universidad de Alicante y la colaboración del Grupo de Estudio de las Rapaces (GER), se han marcado 8 pollos con pequeños transmisores satélite que facilitan datos de desplazamiento y actividad cada 10 minutos.

Juan Jiménez espera que el seguimiento de estas aves aporte claves suficientes para emprender otras acciones que permitan recuperar las poblaciones de esta especie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


Enlaces recomendados: Premios Cine