10 de mayo de 2016
10.05.2016
Refugiado afgano

Osman empieza una nueva vida en Valencia

El pequeño afgano con parálisis cerebral pasa su primera noche en el hospital La Fe

11.05.2016 | 13:38
Osman llega al hospital La Fe. Vídeo: Arturo Iranzo.
Osman llega a Madrid. Vídeo: Atlas.

«Querer es poder» pero no para todos los refugiados

  • Bomberos en Acción y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) mostraron ayer su satisfacción por la llegada de Osman. Aseguran que es la prueba de que «cuando se quiere, se puede». Ambas entidades se felicitaron por «la disponibilidad y agilidad del Gobierno en las gestiones del traslado», pero reclamaron la «misma eficacia en otros casos vulnerables». «Cuando las instituciones quieren y ponen los medios se puede solucionar situaciones como la de Osman», afirma el presidente de Bomberos en Acción, Joaquín Ruiz. La secretaria general de CEAR, Estrella Galán, recordó que hay otros «tantos niños y niñas que siguen atrapados en las fronteras de la insolidaridad europea»

Con retraso para los que esperaban, más a tiempo que nunca para ellos. Ata Mohamad, su mujer Palwasha y sus hijos Yamil, Monir y Osman -de 7 años y con parálisis cerebral- llegaron anoche por fin a Valencia después de un largo día de viaje desde Atenas. La ambulancia dejaba al pequeño y a su padre pasadas las 1.47 horas de la pasada madrugada en el hospital La Fe debido a un cambio de última hora.

Su madre y sus hermanos habían llegado media hora antes en una furgoneta al Centro de Atención al Refugiado (CAR) de Mislata. Cansados, pero contentos. De inmediato, el convoy „una ambulancia de Cruz Roja y una furgoneta de voluntarios„ se trasladó al hospital La Fe. Las asistencias bajaron al pequeño Osman, que llegó tapado en una camilla, mientras su padre acertó a lanzar besos en señal de agradecimiento en la puerta de Urgencias del centro hospitalario y levantó el pulgar en señal de satisfacción, con una sonrisa de oreja a oreja.

Al aeropuerto de Madrid-Barajas fueron a recibirlos parte de la nueva familia de adopción que Ata y Osman sumaron en su paso por Idomeni. Llegados desde varios puntos de España, el Gobierno dio permiso a un grupo de personas que habían atendido al pequeño de siete años y a su familia en Idomeni para que pudieran saludarles a su llegada a territorio español. Osman quedó fuera de las fotos para el recuerdo porque llegó con algo de fiebre y prefirieron dejarlo tranquilo tras ser atendido allí mismo.

El encuentro, como se preveía, entre risas y llantos: las carcajadas de los niños y las lágrimas de Ata, que no paraba de llorar entre palabras infinitas de agradecimiento.

Ernesto Almagro quiso estar allí, sobre todo «para que vean una cara familiar y eso les dé algo de tranquilidad». Él fue uno de los bomberos de Madrid que viajó el pasado mes de abril al campo de refugiados junto a la ONG Bomberos en Acción para ayudar «como fuera, como chico para todo», en una vasta extensión de tiendas de campaña baratas expuestas a un calor abrasador que obligaba a poner precarios toldos, a vendavales que los arrancaban y a lluvias torrenciales que anegaban el espacio. El bombero reconocía ayer que quería recibir a Osman y a su familia por ellos, pero también «por mí. Quiero verles, toda la gente que hemos estado implicados estamos deseando verle». Hoy, en Valencia, también serán varios los cooperantes que compartieron infierno griego los que se acercarán a ver a la familia, que recibirá ayuda sociolaboral durante su estancia en el centro de refugiados de Mislata.

Tras su adaptación, el Ayuntamiento de Elx insistió ayer en que el municipio les está esperando con los brazos abiertos y una vivienda social en la que instalarse. Ernesto se confiesa contento aunque, como todo, la alegría va por barrios y en él, por momentos. «Estoy muy contento de que esté aquí pero aún no he podido sonreír por ello. El caso de Osman es un tema humano que ha preocupado mucho, pero ¿dónde está la preocupación por el resto de refugiados? Hay muchos más», se pregunta. Ante los golpes de pecho de los políticos y las buenas palabras, Ernesto también se lo ha preguntado. «Parece un triunfo que estén aquí, pero no lo es», sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine