09 de julio de 2016
09.07.2016
'MACROOPERACIÓN CHOPIN' CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Hacienda investiga a seis discotecas de Valencia por un fraude de cuatro millones

La Agencia Tributaria ha registrado una veintena de locales en la Comunitat tras detectar un desfase entre los aprovisionamientos, el aumento del coste de personal, la variación de existencias y el margen de beneficios declarados entre los años 2011 y 2015

09.07.2016 | 02:04
Hacienda investiga a seis discotecas de Valencia por un fraude de cuatro millones

Fingen ser clientes para observar la venta de tíquets de las consumiciones

  • Ocultos en la noche valenciana varios inspectores de la Agencia Tributaria controlaron durante horas en la noche del jueves los movimientos de dinero en el pago de los tíquets de las consumiciones y si éstos quedaban registrados en algún lugar en dos discotecas de Valencia. Los funcionarios pagaron su entrada y se hicieron pasar por unos simples clientes más a la espera de llevar a cabo el pertinente registro autorizado por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número ocho de Valencia nada más cerrar el local al público, según ha podido saber Levante-EMV.
    Sus intenciones era ver cómo funciona en dichos locales de ocio el funcionamiento de la venta de consumiciones por tíquets, en los que ni el vendedor que previamente ofrece el vale para la consumición, bien incluida en la propia entrada o suelta, refleja dicho importe, ni el camarero que lo suministra en la barra lo apunta en lugar alguno o tira el papel al suelo, por lo que estos ingresos corren el riesgo de no figurar en el balance de cuentas de la sociedad.
    Fuentes de la Agencia Tributaria sostienen que esta práctica fraudulenta está muy extendida e impide tener un control real de los beneficios. «Los elevados porcentajes de ventas no rastreables, fundamentalmente de venta de entradas y consumiciones a particulares, pagadas en su mayor parte en efectivo, facilita la ocultación de los ingresos reales», explicaron estas mismas fuentes.
    Para poder destapar el supuesto fraude los investigadores han valorado hasta cuatro variables con variaciones significativas de un año a otro como son los aprovisionamientos, el aumento del coste de personal, la diferencia entre existencias iniciales y finales y el margen de beneficios con lo realmente declarado entre 2011 y 2015. I

Una macrooperación de la Agencia Tributaria (AEAT) contra el fraude fiscal en discotecas y pubs de toda España, con 110 sociedades investigadas y 87 locales registrados, ha golpeado duramente el mundo de la noche valenciana con una veintena de registros en la Comunitat. Al menos cinco conocidas discotecas de la capital del Túria, dos más de Gandia y una de Riba-roja de Túria figuran entre los negocios investigados después de que los inspectores de Hacienda detectaran un supuesto desfase entre los aprovisionamientos, el aumento del coste de personal, la variación de existencias y el margen de beneficios declarados por dichas sociedades entre los años 2011 y 2015.

Un informe previo de la AEAT, en el que se observan «indicios claros de la muy probable existencia de hechos imponibles no declarados» por parte de estas empresas dedicadas al ocio nocturno, estima en más de cuatro millones de euros el posible fraude en la declaración del IVA y del impuesto de sociedades de al menos seis sociedades con sede fiscal en la ciudad de Valencia.

Según ha podido saber Levante-EMV, el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número ocho de Valencia autorizó los registros, llevados a cabo entre el jueves y ayer viernes, en las oficinas de la sociedad que gestiona las Ánimas del Puerto, situadas en la calle Pizarro, y en la sede social del Grupo Salamandra, que gestiona nueve salas de fiestas de Valencia, entre ellas la Sala Mya y la terraza del Umbracle, ambas registradas ayer por la mañana por inspectores de la AEAT, quienes se llevaron libros de contabilidad, ficheros, facturas, justificantes de pagos y gran cantidad de material informático.

Además en Valencia ciudad se registraron también otras cuatro sociedades más, la antigua propietaria de la discoteca Baobab de Riba-roja, un pub de la Gran vía Marqués del Túria y dos copropietarias de la discoteca Akuarela, así como el conocido local de ocio ubicado en la calle de Eugenia Viñes. Además de la documentación intervenida, que tendrá que ser ahora examinada a fondo por los inspectores para determinar si realmente existen ingresos no declarados, los funcionarios hallaron en dos de los locales 42.000 y 24.000 euros en efectivo, dinero de la supuesta recaudación de esa misma noche. Dichas cantidades quedaron registradas como prueba pero no fueron intervenidas.

Uno de los aspectos que hizo sospechar a los inspectores fue el elevado porcentaje de cobros con tarjeta declarados a Hacienda por parte de estas sociedades del mundo de la noche, «anormalmente alto para un sector donde prima el pago en efectivo», según fuentes de la Agencia Tributaria. Esto alertó sobre la posible existencia de un gran circuito paralelo de dinero en efectivo completamente en negro y dio pie al origen de la llamada «Operación Chopin», denominada así por los 21 «Nocturnos» para piano del compositor polaco.

Así, se detectó un nexo común en todas las empresas afectadas, que estaban declarando un volumen de cobros con tarjeta de crédito que duplicaba los movimientos de efectivo en cuentas bancarias declarados a la Agencia Tributaria. Además, los investigadores observaron que se daban diferencias sustanciales entre la actividad declarada y la que reflejaba el análisis pormenorizado del aforo habitual de los locales y el precio de las entradas y las consumiciones.

Golpe en plena temporada estival
Aunque el inicio de las investigaciones se remontan a principios de año, la AEAT decidió reventar la operación el pasado jueves coincidiendo con el inicio de la temporada alta de las discotecas en las principales zonas costeras, esperando así obtener mayores resultados directos y, a la vez que se pretende regularizar el fraude fiscal, «transmitir también a los sectores involucrados en estas prácticas un mensaje disuasorio, para que las reconduzcan hacia el correcto pago de sus obligaciones tributarias«, aseguraron desde Hacienda.

Por el momento no se han producido detenciones y, aunque hay 14 personas físicas investigadas, las fuentes consultadas remarcaron que se trata de una intervención de carácter administrativo. Por su parte, fuentes próximas a una de las sociedades investigadas, que gestiona varias discotecas de Valencia, aseguran que tienen «todos los pagos al fisco en regla».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine