06 de septiembre de 2016
06.09.2016
ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros

El pirómano podría estar "merodeando" por la zona quemada

Los expertos aseguran que quienes prenden fuego al monte se quedan para observar los hechos mientras se realizan las labores de extinción
- Criminólogos y psicólogos coinciden en el perfil de una persona de la zona, narcisista y con grave desequilibrio emocional

06.09.2016 | 04:15
Un hidroavión intenta apagar las llamas en la urbanización Cumbres del Sol.

­Narcisistas, desequilibrados emocionalmente y con trastornos límite de personalidad. El perfil de un pirómano incorpora el añadido del afán de notoriedad como si de una obra creativa se tratara, por lo que no es extraño que permanezca en el lugar del suceso para comprobar «su obra».

Así retratan a un pirómano expertos analistas en Criminología, Psicología y Pedagogía consultados por este diario, para poder hacernos una idea sobre lo que pasa por la cabeza de alguien que, voluntariamente, llega a causar tantísimo daño.

«Los pirómanos en realidad tienen perfiles muy distintos, puede haber tantos motivos como pirómanos porque en esta categoría tenemos que incluir tanto los incendios que se producen por actos vandálicos como los que se hacen por venganza, los que se realizan para ocultar un crimen , para obtener un beneficio o, simplemente, por placer».

Amelia Pomares, master en Análisis y Prevención del Crimen por la Universidad Miguel Hernández de Elche, detalla que entre los últimos citados figuran como más conocidos los denominados «pirómanos en serie», que son a su vez «los más preocupantes», y a cuyos esquemas de personalidad responden, en principio, los últimos incendios provocados en la provincia.

Enfriamiento
En principio, el pirómano en serie pide un «tiempo de enfriamiento, es decir, un plazo entre un fuego y otro, normalmente suele ser como mínimo de unos días, pero también puede ocurrir que se trate de unas horas». Así es como se han provocado estos últimos fuegos, seguidos con un espacio de dos horas entre uno y otro foco.

Pomares añade que en los casos de quienes provocan fuegos de esta forma, suele tratarse de «personas necesitadas de atención que, además, suelen provocarlos, observarlos y vigilarlos, es decir, se quedan a esperar a ver cómo evoluciona» su «obra».

El psicólogo y pedagogo, José Antonio Corral, incide al respecto en que se trata por lo general de personas con un marcado acento narcisista, que buscan con su rocambolesca acción el reconocimiento de su entorno. «Se reconocen en la creación de una obra suya, como forma de calmar la ansiedad» que les atenaza. Y todo, fruto de un profundo «desequilibrio emocional».

El trastorno que padecen los pirómanos les imposibilita para advertir el riesgo y consecuencias que provocan con su acción. «No son conscientes del daño que causan y suelen ser conocidos en localidades pequeñas».

¿Y qué tipo de señales deberían alertarnos? Los profesionales coinciden en que suelen ser personas de «clase media e incluso con un historial delictivo previo», pero de delitos menores.

Maltratadores en general
A los pirmómanos les caracteriza a su vez una actitud desafiante y de maltrato para con los seres vivos en general, ya sean plantas, animales o las propias personas, explican los expertos consultados.

«Son personalidades con trastornos límite de conducta que no se encuentran reconocidos y disfrutan», en este caso, prendiendo fuego.

En cuanto se desatan las llamas «se produce una sensación de super-ego o super-yo que exige un análisis psiquiátrico tanto de él como de sus antecedentes, explica Corral.

Para erradicar este tipo de conductas, los profesionales advierten sobre la necesidad de que la ley caiga sobre el delincuente, por descontado, pero con el añadido de una acción de reestructuración cognitiva de la conducta para asegurarnos de que no vuelva a cometer de nuevo este tipo de acciones, es decir, una rehabilitación a nivel psicológico. «Es un proceso serio y riguroso», concluye el experto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


Enlaces recomendados: Premios Cine