16 de noviembre de 2016
16.11.2016
Homenaje

«No es reabrir heridas, es limpiarlas»

Sant Miquel dels Reis acoge un homenaje a los presos del monasterio cuando era cárcel franquista - «Esta es una democracia entre comillas», afirma el expreso Joan Busquets, mientras Cultura recibe más de 200 testimonios de reclusos

12.12.2016 | 12:18
«No es reabrir heridas, es limpiarlas»

En todo homenaje hay espacio para las lágrimas, y más si son lágrimas que llevan acumulándose 50 años y necesitan salir. El monasterio de Sant Miquel dels Reis, que durante el franquismo era una cárcel, acogió ayer el reconocimiento a miles de presos políticos que malvivieron durante años en sus celdas y galerías.

José Badia, Miguel Planells, Germán Botella, Ramón Domingo, Ángel Pérez, Vicente Ruiz, o Eduardo Ortuño son solo algunos de los más de 200 nombres que ayer se pudieron leer en la fachada del conjunto histórico, proyectados junto a fotos del penal o retales de cartas y poemas que los reclusos enviaban a sus familias. El coro de l´Eliana daba la bienvenida a los asistentes con temas como Ay, Carmela o Jaleo, jaleo mientras llegaban las autoridades. El presidente Ximo Puig, la vicepresidenta Mónica Oltra, los consellers Vicent Marzà y Gabriela Bravo, el presidente de las Corts, Enric Morera, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, entre otros, participaron en el acto organizado por la dirección general de Cultura (Carmen Amoraga).

Fue Joan Busquets, el maqui entrevistado ayer en Levante-EMV, quien junto al jefe del Consell descubrió el monolito en recuerdo de las víctimas, encabezado por versos de Miguel Hernández: «Tristes armas si no son las palabras».

Se helaron aún más los cuerpos en ese microclima que es el monasterio cuando Busquets rememoró los castigos que infligían los carcelarios. «Aquí había un ambiente podrido», señaló el preso, quien insistió en la falta de reconocimiento jurídico a las víctimas del franquismo. «No se pueden cerrar heridas si no hay un juicio. Esta es una democracia entre comillas».

Cerró el acto Puig, quien hizo de portavoz de la nieta de uno de los represaliados. «No se trata de reabrir heridas, sino de limpiarlas bien para que cicatricen», trasladó el presidente en el convento desacralizado. Y de nietos iba ayer la cosa, porque dos generaciones después es cuando se ha podido dar reconocimiento a sus familiares. Sin ir más lejos, Puig y Marzà tuvieron a sus abuelos en cárceles franquistas. Ayer, cinco décadas después, como apuntó el presidente, Sant Miquel dels Reis sacó de los barrotes e hizo libres a las historias de la libertad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2017/18

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2016/17.


Comunitat Valenciana


Los hospitales pagarán las comidas en la cafetería a todo el personal de guardia

Los hospitales pagarán las comidas en la cafetería a todo el personal de guardia

Sanidad regula una «tradición» circunscrita solo a los médicos y que ahora se extiende a toda la...

Diez inmigrantes llegan a las costas de Santa Pola en una patera

Diez inmigrantes llegan a las costas de Santa Pola en una patera

Los ocho varones, una mujer y su hija de dos o tres años presentan un buen estado de salud y...

El TSJ devuelve el concierto de Bachillerato a Domus de Godella y La Purísima de València

El TSJ devuelve el concierto de Bachillerato a Domus de Godella y La Purísima de València

El tribunal decreta la suspensión cautelar de la retirada de la financiación de sendas aulas de...

â??
Qué hacer ante una ola de calor

Qué hacer ante una ola de calor

La Generalitat Valenciana lanza una serie de consejos para protegerse de las altas temperaturas

Quince objetos determinaron la paternidad de Julio Iglesias sobre su hijo valenciano

Un detective se mimetizó nueve días en Miami: coche de gama alta, restaurantes caros y paseos sin...

Enlaces recomendados: Premios Cine