19 de mayo de 2017
19.05.2017

Aparecen más boquetes en los campos de fútbol de 'El Canó' en Llíria

Uno de los dos terrenos de fútbol-11 que están en las instalaciones municipales presenta un desnivel por el mal firme donde fue construido

19.05.2017 | 04:15
Aparecen más boquetes en los campos de fútbol de 'El Canó' en Llíria

Han aparecido más agujeros en los campos de fútbol de ´El Canó´ de Llíria. En esta ocasión, los desniveles se encuentran en uno de los dos terrenos de fútbol-11 que hay en las instalaciones municipales. Aunque en principio, se continúa la práctica deportiva con total normalidad, hay que recordad que el Ayuntamiento edetano tuvo que clausurar uno de los campos de fútbol-8 por los pronunciados boquetes ubicados en el césped.

?El motivo por el que surgen estos socavones es porque el complejo deportivo está construido sobre unos terrenos que antiguamente eran una escombrera. El firme no tiene la suficiente compactación al estar formado por desechos, poda y colchones entre otros restos. Esto provoca que cuando aparecen las lluvias, la filtración del agua es superior a la habitual y el suelo no soporta el peso de la superficie.

?El problema surge «en la época de gobierno local del Partido Popular», según asegura Pedro Vicente, regidor de deportes edetano. «Cuando nosotros empezamos el mandato en 2015, el campo se había hundido tres veces» contó el concejal a Levante-EMV.

Desde el consistorio cuentan que la realización de un informe geotécnico, valorado en 500 euros, hubiera supuesto evitar la construcción de estas instalaciones. El informe que pidió el actual equipo de gobierno dice que «es evidente la potencia considerable de un relleno vertido sin control de origen y compactación nula, que provoca colapsos y huecos a profundidades variables, se comporta de forma errática». El ayuntamiento tiene prevista una solución, pero están estudiando que tenga el menor coste, puesto que la reparación vale el doble de lo que ascendió inicialmente.

Los clubes confían en una solución
Los más afectados son los clubes de fútbol locales, especialmente el Atlètic Llíria. «Tenemos 16 equipos, somos los que más usamos las instalaciones» indican desde el club. «El mayor problema es cuadrar los horarios de los equipos para entrenar, hemos tenido que adelantar estos entrenamientos a las 16:30» cuenta el equipo edetano. Aunque lo que realmente preocupa al Atlètic Llíria es que «pueda ocasionar lesiones en los niños porque es una zona cercana al área y suelen pasar con velocidad». Mientras que desde el C. F. Llíria señalaron que es «una pena», pero a ellos no les afecta al no jugar en ese campo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook