20 de mayo de 2017
20.05.2017

El AMPA del CEIP Emilio Lluch de Nàquera reclama la aceleración de las obras

La comunidad educativa denuncia que se está trabajando con un equipo restringido en dos de los cinco edificios que hay que rehabilitar

20.05.2017 | 04:15
El AMPA del CEIP Emilio Lluch de Nàquera reclama la aceleración de las obras

Ha transcurrido más de un año desde el 5 de enero de 2016 cuando se produjo la adjudicación de la construcción del centro de Educación Infantil y Primaria Emilio Lluch en Nàquera y 11 meses desde el inicio de las obras, pero hace años que los alumnos estudian en barracones. Según denuncia su AMPA, la rehabilitación del CEIP Emilio Lluch se encuentra ralentizada desde el principio del año ya que solo se está trabajando con un equipo restringido de 4 o 5 personas en dos de los cinco frentes de actuación.

Esta situación, según el AMPA, se debe a modificaciones que han aparecido en el proyecto. En el edificio viejo que se ha de adecuar, se ha descubierto una viga en mal estado. Por otra parte, en los otros dos, existen algunos errores en el proyecto que hizo la empresa Ciegsa que afectan al espesor de las cimentaciones y que, por lo tanto, es necesario corregir para seguir con la obra.

La empresa constructora ya solicitó, hace meses, según cuenta el AMPA, las modificaciones en el proyecto y los consecuentes cambios en los presupuestos. Sin embargo, la obra está a la espera del visto bueno de la institución pública. Si no llega pronto, se tendrá que paralizar la obra.

En este sentido, la Asociación de Madres y Padres del CEIP Emilio Lluch de Nàquera ha solicitado este viernes una reunión o una respuesta escrita del conseller Vicent Marzà o del secretario autonómico de Educación e Investigación, Miguel Soler, para conocer de primera mano la situación actual, así como las intenciones que se tienen en cuanto a la obra desde la conselleria. Además, la comunidad educativa también pide saber cuándo acabarán las obras.

Por último, en el escrito a las instituciones, el AMPA también pide que se autoricen, cuanto antes, las modificaciones presupuestarias para que la empresa constructora pueda reanudar la obra a pleno rendimiento.

Quince años de espera
La obra de adecuación y ampliación del colegio lleva más de 15 años esperando. El conjunto de la comunidad educativa, liderada por el AMPA, se ha manifestado en varias ocasiones. Así, denunciaron al Síndic de Greuges y al Banco Europeo de Inversión la situación y les dieron la razón. Lo llevaron a las Corts y todos los partidos del Pacte del Botànic no dudaron en hacerse eco del problema. «Los niños crecen y necesitan que se reanuden las obras», reclaman los padres y madres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook