05 de julio de 2017
05.07.2017

Un instituto de Bétera atiende a 300 alumnos por encima de su capacidad

La AMPA reclama a la conselleria y al ayuntamiento medidas que eviten la masificación de estudiantes

10.07.2017 | 10:34
Un instituto de Bétera atiende a 300 alumnos por encima de su capacidad

"No cabe un alfiler un más". Así de contundente es la descripción que realiza la AMPA del IES Alfàbegues de Bétera sobre su situación. El motivo: en el pasado curso 2016-2017, este centro atendió a 912 alumnos –850 por la mañana y 62 por la tarde–, mientras que su capacidad es de 600, según denuncian. Es decir, este instituto alberga a 300 estudiantes más de los que debería.

En el IES Alfàbegues se imparten clases de la ESO, Bachillerato y varios módulos de FP a jóvenes de Bétera, pero también de otras localidades vecinas como Serra o Nàquera. Precisamente, en este último municipio también se dan unas circunstancias similares en el CP Emilio Lluch, de Educación Primaria, que se encuentra en obras para decir adiós a los barracones más de diez años después. Por ello, la AMPA del Alfàbegues se pregunta por qué no se ha previsto que esa masificación de Nàquera se trasladaría a Bétera.

Esta fue una de las razones por las que los padres y madres de los alumnos de este centro decidieron registrar el pasado 26 de mayo un escrito dirigido tanto a la Conselleria de Educación como al Ayuntamiento de Bétera y la dirección del instituto, en el que denunciaban toda una serie de problemas graves que consideran que se deberían solucionar. Según denuncia la AMPA, a día de hoy, tan solo han recibido la respuesta de la nueva dirección del centro, que les señaló que ya se han puesto en marcha para tratar de solventar estas deficiencias.

Otras reclamaciones

En su escrito, la AMPA también denunció que tres profesores de Educación Física deben dar las clases en el polideportivo municipal que, aunque se encuentra cerca del instituto, está fuera de su recinto. De hecho, los días que la instalación municipal está cerrada por las condiciones meteorológicas –como puede ser el viento fuerte–, los alumnos se quedan sin dar estas clases.

Asimismo, advirtieron del "mal estado" de los talleres de automoción, "con peligro de derrumbamiento en algún tramo del edificio y en el caso de emergencia podría haber problemas para un posible desalojo tanto de las aulas de las estancias superiores como de los mismos talleres a causa de la acumulación de objetos en las vías de salida así como la existencia de puertas de salida no aptas", según describen.

Los padres aún esperan respuesta, y esperan que ésta se dé lo más pronto posible, para que las soluciones lleguen antes de que empiece el próximo curso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook