24 de octubre de 2017
24.10.2017

PSPV y Compromís firman hoy la reconciliación en Llíria

El socialista Manuel Civera recuperará la mayoría en la corporación local tras reactivar el apoyo que Paco García le retiró hace dos años

24.10.2017 | 00:27

El desencuentro entre el PSPV y Compromís-MoVe en Llíria durante esta última legislatura, a priori, finalizará hoy con la firma en Ca la Vila del nuevo acuerdo de gobierno entre ambos partidos que, tras dos años, le dará de nuevo la mayoría en la corporación local a su alcalde socialista, Manuel Civera. Tan solo cinco meses, desde junio a noviembre de 2015, duró el anterior pacto que rompió Compromís. Ahora parece que los cimientos de este nuevo entendimiento se basarán, según fuentes de ambos partidos, en un protocolo de funcionamiento con el que trabajen ambas formaciones y «con unas normas de convivencia lo más claras posibles». Precisamente, en su día, el partido liderado por Paco García justificó la ruptura del pacto inicial en la falta de esta base para gobernar.

No obstante, también está previsto que hoy se hagan públicas las delegaciones y competencias del consistorio que pasarán a manos de los concejales de Compromís. Fuentes conocedoras de la negociación ya han avanzado que probablemente algún edil de la formación taronja será liberado y pasará a cobrar un sueldo del ayuntamiento. A la cita, salvo sorpresa de última hora, acudirán por parte del PSPV el alcalde, Manuel Civera, y su secretario de Relaciones Institucionales y Acción Territorial, Carlos Fernández Bielsa; mientras que de Compromís, irán su portavoz en Llíria, Paco García, y su responsable de Organización, Emili Mira.

Pero todo el proceso de negociación hasta la firma de hoy no ha resultado nada fácil. Durante todo un año se han sucedido los contactos entre ambos partidos, que incluso sufrieron algunos distanciamientos a lo largo del verano. En ese período sí que se incorporaron al equipo de gobierno Juan Carlos López, de Llíria Puede, y Juan José Alcayde, de Ciudadanos, aunque uno hubo de pedir la baja de Podemos y el otro fue expulsado de su partido. Al parecer, ha sido desde el pasado mes de septiembre cuando se intensificaron los contactos para llegar a un «término medio», que de momento celebran representantes de ambas formaciones con satisfacción. Por delante queda algo más de año y medio de legislatura, en el que el PP será la única oposición de peso a esta ejecutiva de izquierdas.

La incógnita Isabel Aigües

Con este nuevo acuerdo de gobierno una de las situaciones que quedan en el aire es la de la concejala Isabel Aigües, que dimitió del PSPV el pasado mes de septiembre, cuando anteriormente llegó a ser acusada de ser cómplice de Compromís dentro de las filas socialistas. Ahora está en el grupo de no adscritos. En el PSPV solo contemplan exigirle que devuelva su acta de concejal al partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook