23 de marzo de 2018
23.03.2018

La Cofradía de la Sangre de Llíria admitirá mujeres por primera vez desde el siglo XVI

La Junta General de Cuaresma aprueba por «unanimidad» que formen parte de la hermandad de pleno derecho y que desfilen en las procesiones

23.03.2018 | 04:15
La Cofradía de la Sangre de Llíria admitirá mujeres por primera vez desde el siglo XVI

Tras casi 500 años, las mujeres podrán desfilar el año que viene en la Cofradía de la Sangre de Llíria en sus procesiones de Semana Santa. Los tiempos cambian y el progreso de las mujeres hacia la igualdad parece imparable –tal y como se pudo comprobar en las abrumadoras manifestaciones y la huelga que se celebraron en toda España el pasado 8 de marzo en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora–. Y esta histórica cofradía de Llíria, de la que el documento hallado más antiguo en el que se corrobora su existencia data de 1570, ha aprobado por primera vez en su historia que las mujeres se puedan incorporar a la hermandad de pleno derecho.

La Junta General de Cuaresma de la Cofradía de la Sangre dio el visto bueno el pasado 25 de febrero a esta modificación de sus normas «por unanimidad» de las alrededor de 50 personas que acudieron a la cumbre, según explicó su secretario, Toni Llibrer. No obstante, según confesó el propio Llibrer, la entidad ya llevaba al menos dos años planteándose esta posibilidad: «Desde hace unos años ya había un grupo de mujeres que había reclamado su incorporación y hemos pensado que tenían razón, que no se podía demorar más y que deben poder incorporarse a la cofradía».

Hasta el momento, el peso de la tradición había podido con el deseo de estas mujeres que, ahora sí, podrán participar en los actos como cofrades. Es más, según reconoció Llibrer, la cofradía ya ha recibido más de una petición de mujeres que quieren formar parte de este colectivo histórico desde que se abriera el período de inscripción hace menos de un mes.

El proceso de cambio no se queda solo en que las mujeres podrán participar en las procesiones. Va un paso más allá: «Entrarán en plano de igualdad con los mismos derechos que los hombres, ya que pensamos que se deben incorporar sin ningún tipo de matiz ni diferencia», revela Llibrer. Así, podrán desfilar con la misma vestimenta que los hombres, con sus becas correspondientes y el Cristo de la Sangre, y también serán incluidas en las mayoralías al tercer año de antigüedad en la cofradía. Asimismo, estarán también en la bolsa general de cofrades para todos los sorteos correspondientes y la elección de clavarios que se realiza en la Junta de Pascua. No obstante, Llibrer precisó que en la próxima Semana Santa todavía no habrá cofrades mujeres en las procesiones porque no ha habido tiempo para que participen en estas bolsas.

Esta situación en la que se priva la admisión de mujeres en cofradías todavía se produce en algunas hermandades antiguas, como es el caso de la de la Sangre de Llíria, en las que se prioriza el arraigo y la tradición de la época en que se crearon, según señala Llibrer. Sin embargo, la entidad edetana ha querido dar un paso más para que las mujeres formen parte «activa» de su historia «en plena igualdad». Han pasado casi cinco siglos, pero las devotas del Cristo de la Sangre de Llíria por fin podrán salir en procesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook