02 de septiembre de 2015
02.09.2015

La CHJ limpiará el Barranc de la Neu para evitar peligros por su mal estado

La zona, junto al polígono el Pla de Ontinyent, ha registrado la caída de tres chopos de grandes dimensiones

01.09.2015 | 23:18

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) procederá este mes de septiembre a limpiar 9.500 metros cuadrados del Barranc de la Neu de Ontinyent para evitar los peligros derivados del mal estado de los chopos del tramo paralelo a la avenida del Torrater desde la intersección con la avenida del Tèxtil, en las inmediaciones del polígono industrial del Pla. Estas tareas se realizarán a instancia del Ayuntamiento de Ontinyent, que había reclamado insistentemente a la CHJ una solución ante la caída en los últimos dos años de hasta tres chopos de grandes dimensiones, lo que había obligado a limitar el estacionamiento en la zona.

El anuncio de la actuación se produce tras la reunión que mantuvieron ayer la coordinadora del área de Territori y primera teniente de alcalde, Rebeca Torró, el concejal de Servicios Municipales, Manuel Cuesta, y técnicos municipales con representantes de la CHJ y empresarios de la zona, que agradecieron al Gobierno de Ontinyent «las gestiones para hacer posible una actuación que era muy necesaria», señalaban.

Rebeca Torró explicaba que «la competencia para actuar en este espacio es de la Confederación, y desde el ayuntamiento «habíamos tenido muchas peticiones para que se diera una solución a los problemas y molestias que estaban generando estos chopos, principalmente por el riesgo de caída que presentaban al tener la madera vieja y haber crecido de manera descontrolada, pero también por el peligro de incendio por los residuos de los propios árboles y el crecimiento de los cañaverales. El año pasado ya enviamos un requerimiento, hemos insistido y negociado con la CHJ y finalmente podemos anunciar que va a actuarse», manifestaba.

La actuación incluirá la retirada de los chopos viejos, limpieza y desbroce de la zona, incluida la eliminación de cañas. Una vez acabada la intervención, el ayuntamiento plantará lledoners en el tramo de vía pública adyacente al lado del barranco, «árboles que no van a presentar los problemas que teníamos con los chopos», concluían desde el consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine