29 de septiembre de 2015
29.09.2015

La firma pública de Xàtiva salda su deuda y se reorienta al impulso económico

El equipo de gobierno cesa al administrador de Proexa y prepara un golpe de timón en el ente

29.09.2015 | 01:46

Con el contador de deuda a cero después de liquidar un pasivo bancario de cientos de miles de euros que convertía a la empresa pública municipal en una pesada losa para el ayuntamiento, el equipo de gobierno de Xàtiva trabaja en una nueva hoja de ruta para Proexa. La intención del tripartito es que la sociedad „orientada hasta ahora exclusivamente a la compraventa de aparcamientos„ deje de ser un problema económico para convertirse en una herramienta de trabajo útil para la ciudad. Lo primero es reconducir su actividad hacia la reactivación de la economía local.

El golpe de timón en la gestión de Proexa se ha traducido en el cese del hasta ahora administrador, un cargo de libre designación elegido por el exalcalde Alfonso Rus. Una reforma de los estatutos en julio dejó fuera del consejo de administración a los miembros de la sociedad civil que lo integraban junto a los responsables políticos, nombrados también como consejeros a dedo por el alcalde. Entre ellos figuraba el exsuegro de Marcos Benavent.

En este contexto, la junta general de Proexa dio ayer luz verde a la cuenta general del ejercicio 2014 con la abstención de las tres fuerzas que integran el gobierno municipal de Xàtiva. El ejecutivo quiso así transmitir una postura crítica respecto a la gestión que la anterior corporación del PP ha desarrollado en la empresa pública del ayuntamiento, a tiempo que impide la parálisis de la entidad que hubiera provocado un voto en contra.

Una de las primeras medidas del tripartito para relanzar la entidad ha consistido en saldar toda la deuda bancaria de Proexa, que a finales del anterior mandato rozaba los 800.000 euros. El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdá, defendió ayer que la postura del ejecutivo resulta «coherente» respecto a lo que los tres socios que lo integran siempre han manifestado sobre la gestión de Proexa. «Somos un equipo de gobierno responsable y por eso hemos hecho un esfuerzo importante para saldar la deuda de Proexa», mantiene Cerdà.

Nuevo consejo de administración

El propósito del tripartito es que la empresa municipal inicie una nueva etapa «completamente limpia y libre de cargas», promoviendo un giro de 180 grados en la gestión que derive en una nueva orientación de sus objetivos y en desplegar una mayor actividad.

Para decidir sobre esos primeros pasos, el sábado 3 de octubre, antes del pleno ordinario, se reunirá el nuevo consejo de administración de la firma, en el que están integrados todos los concejales del consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine