21 de noviembre de 2015
21.11.2015
Obras

Xàtiva necesita una inversión de 400.000 euros para usar la plaza de toros como espacio polivalente

El ayuntamiento confía en completar con ayuda de la diputación las obras para adaptar el coso a los requisitos de seguridad que permitan acoger todo tipo de espectáculos

23.11.2015 | 13:03
Xàtiva necesita una inversión de 400.000 euros para usar la plaza de toros como espacio polivalente

«Mariano, tú hoy has llenado la plaza de Xàtiva». Con estas palabras agradeció Alfonso Rus al actual presidente del Gobierno el primer lleno total registrado en el coso taurino de Xàtiva tras completarse la fase inicial de las obras de ampliación y cubrición del recinto, que costaron más de 12 millones de euros a las arcas públicas y duplicaron su aforo hasta los 8.000 espectadores. Desde aquel mitin, para festejar el triunfo del PP en las locales y autonómicas de 2007, pocas veces más pudo el exalcalde presumir de colgar el cartel de no hay billetes. Con las contadas excepciones de los conciertos protagonizados por Elton John y Estopa, desde 2008 el recinto se reserva casi en exclusiva para la Fira d'Agost y se ha limitado a acoger eventos taurinos, exhibiciones de motos y alguna fiesta de la cerveza. La inactividad en la que la plaza queda sumida durante la mayor parte del año obedece a la precariedad de la infraestructura, que no reúne los requisitos mínimos de seguridad y no se ajusta a la normativa de espectáculos.

La intervención proyectada por el PP en el coso quedó incompleta tras el estallido de la crisis. La Generalitat cortó el grifo de la financiación cuando faltaba por cubrir el óculo central y otros arreglos que no se llegaron a ejecutar, valorados en 2,5 millones de euros. El actual gobierno tripartito de Xàtiva ni se plantea proseguir con esta gran obra, pero calcula que la plaza precisa de una inversión mínima próxima a los 400.000 euros solo para poder obtener la licencia de apertura definitiva y transformar este cementerio de dinero público en un espacio polivalente dotado de contenido. Fuentes municipales señalan como inminente el inicio de una primera fase de trabajos adjudicada por la diputación al grupo Bertolín por importe de 240.000 euros, a través de un plan de ayudas alumbrado durante la anterior legislatura, en época de Rus. La actuación se quedó por desarrollar tras la abrupta salida del expresidente del organismo y ha sido retomada ahora por los nuevos gestores. Los fondos desbloqueados se dirigen a efectuar intervenciones básicas de seguridad de las que carecía hasta ahora el recinto, como construir una rampa de evacuación, colocar luces de emergencia, abrir una nueva puerta exterior o aplicar medidas antiincedios.

Con esta inyección de dinero, sin embargo, no es suficiente. El consistorio ha solicitado otra subvención de 150.000 euros a la institución provincial para rematar una segunda fase que finalmente dé luz verde a la celebración de todo tipo de espectáculos en el coso, convertido en recinto multiusos. Hasta ahora, los permisos de apertura de las instalaciones se tramitan puntualmente bajo unas condiciones estrictas que limitan su aforo al 70% e imponen su uso diurno, para cumplir la normativa autonómica.

Obras pagadas y no ejecutadas

«La plaza es espectacular, pero está deteriorada. Hasta que no esté toda la instalación legalmente no se podrá poner operativa y darle uso durante todo el año», subraya el concejal Ignacio Reig (PSPV). Algunas actuaciones requeridas, como la pintura ignífuga que va aplicarse, constan como ejecutadas en el proyecto de las obras, a pesar de que no lo están. Y eso que los trabajos se saldaron con 6 millones de euros de sobrecoste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine