30 de diciembre de 2015
30.12.2015

El PP asegura que en las calles hay más heces de perros desde que gobierna el tripartito

El gobierno municipal acusa a los populares de verter «falsedades» y destaca la rápida atención de las quejas

29.12.2015 | 23:49

El PP de Xàtiva ha denunciado un incremento de la presencia de excrementos caninos en la vía pública desde que gobierna el tripartito de izquierdas. La formación señala un informe que revela la drástica caída de las actuaciones de identificación realizadas por la policía local en el marco de la nueva ordenanza reguladora. Si entre febrero y mayo de 2015 se contabilizaron 442 registros, la cifra pasa a ser «prácticamente nula» desde el inicio de la legislatura, con solo 35 identificaciones entre junio y octubre. Según los populares, el documento refleja un aumento de las reclamaciones de los vecinos referidas a la presencia de heces caninas en las calles, así como «la pérdida de las buenas prácticas de tenencia animal». En cambio, el PP exhibe los 3.000 perros que se censaron durante su último año de gobierno y la reducción de quejas ciudadanas a raíz de la puesta en marcha del nuevo sistema de identificación genética.

Desde el actual gobierno municipal calificaron ayer de «esperpento» la nota del PP, formación a la que acusan de verter «mentiras y despropósitos». «Es lamentable lanzar acusaciones contra la gestión del actual equipo de gobierno sin aportar datos, pero todavía es más deplorable utilizar de manera interesada un informe dónde en ningún momento se pone en entredicho la gestión» del departamento de Medio Ambiente, afirman desde el gobierno local. Pilar Gimeno, regidora del área, niega que con el ejecutivo popular disminuyeran las reclamaciones y asegura que no se registraban «porque no se daba curso a las instancias ni se utilizaba la Línea Verde». La edil responde a las críticas señalando que el tiempo medio de espera para resolver una incidencia en 2014 superaba los 385 días y se ha reducido «veinte veces»

Facturas en los cajones

El ejecutivo admite un retraso en la reactivación del servicio ante la obligación de «fiscalizar» una serie de «facturas en los cajones» correspondientes a la empresa de censado registradas durante el anterior mandato «sin tener contrato vigente». Gimeno incide en que el sistema de censo canino y ADN «no será nunca usado por el actual gobierno como herramienta recaudadora» y apuesta por la Línea Verde para resolver las quejas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine