05 de febrero de 2016
05.02.2016

L'Alcúdia de Crespins aumenta las partidas sociales y de empleo en el presupuesto de 2016

El gobierno progresista presenta un anteproyecto de las cuentas y las aprobará por primera vez en el plazo legal

05.02.2016 | 00:18

«Los presupuestos de 2016 son los primeros que se hacen públicos antes de su aprobación y son los primeros en estar dentro de la legalidad en términos temporales». Así se expresaban ayer desde el gobierno de l'Alcúdia de Crespins, que anunció el anteproyecto de presupuestos para este año. Unos presupuestos que aumentan la partida social y la destinada a creación de empleo. Las cuentas de l'Alcúdia para este 2016 se elevan a los 3.167.361 euros en la previsión de gastos y 3.305.328 de ingresos.

El vicealcalde y concejal de Hacienda, Pepe Garrigós, ha destacado que los presupuestos son «los más participativos, ya que además de los concejales del equipo de gobierno, han participado en su elaboración los ediles de la oposición y los Consells de Participació Ciutadana». Garrigós ha remarcado que son unos presupuestos «con un fuerte carácter social y que, al mismo tiempo, tratan de impulsar la recuperación económica del pueblo». Así, la partida destinada a asuntos sociales crece en 24.000 euros, mientras que la creación de ocupación contará con 20.000 euros más.

Los presupuestos también congelan el gasto corriente. Garrigós señala que «la prioridad en este momento se centra en reducir la gran deuda del ayuntamiento con entidades bancarias, la Diputació de València y por el cumplimiento de la sentencia judicial del caso "Bolinches"». Las cuentas también inciden en la amortización de la subida del valor catastral que aplicó el anterior gobierno del PP, con una rebaja del IBI, después de que el ejecutivo de Javier Sicluna «lo aumentara un 10%». El concejal de Hacienda asegura que la subida impositiva «es consecuencia del decretazo de Rajoy».

Pepe Garrigós afirma que el presupuesto es posible «gracias al rigor y las prioridades» del nuevo gobierno local. El edil manifiesta que «el rigor presupuestario es importante para el control del gasto corriente. Rigor que tiene que ir acompañado por una gestión real, la contención del gasto y el cumplimiento de las inversiones previstas», concluye.

Menos gasto personal y corriente

El presupuesto de 2016 de l'Alcúdia de Crespins destina a personal 1.473.956 euros frente a los 1.536.924 del pasado año. El gasto corriente también baja, en más de 100.000 euros pasando de los 1.108.346 euros presupuestados el año pasado por el anterior gobierno a los 995.609 de este 2016 del nuevo ejecutivo progresista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine