06 de febrero de 2016
06.02.2016

La jueza anula la multa que le puso Rus a FCC en 2015 e impone las costas al ayuntamiento

La sentencia expone que el consistorio consintió durante 10 años los incumplimientos por los que quiso castigar a la firma

06.02.2016 | 01:02

El juzgado de lo contencioso-administrativo nº 3 de Valencia ha anulado la sanción administrativa que el exalcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, impuso en marzo de 2015 a la concesionaria de la limpieza de edificios públicos y centros docentes de la localidad, la multinacional FCC, por incumplir el pliego de condiciones del contrato. La empresa ha visto satisfechos sus argumentos en los tribunales después de impugnar la multa, fijada en 15.000 euros „el máximo permitido por la ley„ por considerarla abusiva y desproporcionada.

El fallo, emitido el 21 de enero, impone las costas del contencioso al Ayuntamiento de Xàtiva por el hecho de haber promovido una resolución que no se ajustó a la ley. Después de examinar el expediente administrativo, la jueza Laura Alabau no aprecia conducta infractora que merezca la imposición de sanción alguna a FCC, por lo que estima íntegramente el recurso de la empresa.

Como informó Levante-EMV, la corporación de Rus se basó en un duro informe encargado al biólogo municipal para abrir un expediente sancionador a la concesionaria, acusada de incumplir diversas obligaciones contractuales por el hecho de no disponer de un centro de trabajo en la localidad ni de un técnico de grado o medio o superior y por no presentar una serie de documentación relativa al a composición de la plantilla.

FCC alegó que había dado cumplimiento a sus compromisos conveniados y subrayó que nunca fue advertida de lo contrario por parte del consistorio con anterioridad a la incoación del expediente. Durante los diez años que lleva prestando el contrato en idénticas condiciones, de hecho, nunca existió «requerimiento o apercibimiento anterior». En 2014, sin embargo, la empresa solicitó una revisión de precios a la corporación. Fue entonces cuando Rus respondió iniciando los trámites para sancionarla. La sentencia „que no admite recurso y fija las costas en 300 euros„hace hincapié en que las situaciones por las que fue multada FCC «han sido conocidas y largamente consentidas por la administración», que durante una década no puso ninguna pega.

Desencuentros desde 2011

Los enfrentamientos entre el Ayuntamiento de Xàtiva y FCC durante el último mandato de Rus han sido una constante y se han traducido en numerosos frentes administrativos y judiciales. Antes de dejar el consistorio, el exalcalde dejó atada la adjudicación del nuevo contrato de limpieza, puesto que la concesión entonces vigente expiraba julio. Sin embargo, un tribunal anuló los pliegos tras ser impugnados por FCC. El fallo evidenció que la licitación se había diseñado a medida de otra empresa. El gobierno actual reformuló el contrato y lo sacó a concurso, pero FCC lo ha vuelto a recurrir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine