06 de febrero de 2016
06.02.2016

Xàtiva traza un plan de choque hasta 2025 para reactivar el centro histórico

El ayuntamiento presenta seis líneas de actuación encaminadas a frenar la despoblación y revitalizar el comercio, focalizadas en el Mercat, la Seu y Botigues El proyecto aspira a captar 5 millones de la UE

06.02.2016 | 01:15
Xàtiva traza un plan de choque hasta 2025 para reactivar el centro histórico

El Ayuntamiento de Xàtiva dio ayer a conocer las seis líneas maestras del nuevo modelo de ciudad que pretende desplegar el gobierno municipal desde la filosofía de un urbanismo «integrador», que mira hacia adentro. El plan de choque dibuja una batería de actuaciones focalizadas en la reactivación y recuperación del centro histórico, con 2025 como horizonte final de la hoja de ruta. El punto de mira se posa sobre todo en el entorno de las plazas del Mercat y la Seu, con el carrer Botigues como eje transversal. Se trata de la parte de la ciudad más castigada en términos demográficos y de calidad de vida. Esa es al menos la conclusión de un estudio sociológico encargado por el consistorio que retrata una realidad desoladora: el casco antiguo ha perdido un 17% de residentes y un 6,5% de comercios en la última década, una tendencia contraria a la experimentada en el conjunto de Xàtiva.

El reto ahora consiste en repoblar y atraer nuevos comercios a esta «zona cero», potenciando su atractivo y su dinamismo. Pero conseguir «un centro histórico vivo» requiere de una potente inversión y, tal como admite el alcalde, Roger Cerdà, la situación del consistorio impide desplegar las intervenciones precisadas con fondos propios. Por ello, la corporación ha llamado a las puertas del Ministerio de Hacienda con una Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (DUSI) bajo el brazo que permite a Xàtiva pelear por una subvención de hasta 5 millones de euros procedente de fondos europeos. La regidora de Urbanismo, Cristina Suñer, ve «fundamental» que el corazón de la ciudad «vuelva a latir». De ahí el lema del proyecto: X-Xàtiva. Fem que el cor bategue. El edil de Patrimonio, Jordi Estellés, apuesta por «recuperar el tiempo perdido» poniendo en valor el patrimonio cultural diferenciador de la ciudad, aunque pide «paciencia» porque «el cambio de modelo no se produce en semanas ni en meses, sino progresivamente, durante años». La corporación se ha lanzado a la caza de otras vías de financiación por si no obtiene la ayuda del programa DUSI, donde compite con numerosas ciudades del Estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine