26 de marzo de 2016
26.03.2016

Ontinyent conecta la senda del Barranc de la Puríssima con el Pont de l'Abellar

Vecinos y visitantes podrán disfrutar estos días de las mejoras realizadas en un entorno natural situado a pocos metros del barrio de Sant Rafel La actuación pone en valor una zona idónea para el senderismo

26.03.2016 | 00:28
Ontinyent conecta la senda del Barranc de la Puríssima con el Pont de l'Abellar

El Ayuntamiento de Ontinyent ha finalizado los trabajos que han permitido comunicar la senda del barranco de la Puríssima con el Pont de l'Abellar. De este modo, vecinos y visitantes podrán disfrutar estos días de las mejoras realizadas en un entorno natural situado a pocos metros del barrio de Sant Rafel, «un espacio de alto valor ecológico, que está literalmente junto a casa, y que animamos a la ciudadanía a descubrir o redescubrir, puesto que ha quedado perfectamente transitable», explicaba la regidora de Sostenibilidad, Patricia Folgueras.

Entre las actuaciones realizadas por el consistorio se encuentran la creación de una pasarela de madera para salvar el barranco, la protección del puente de l'Abellar con barandillas, el desbroce de la zona y la colocación de cartelería que lleva incorporada una serie de códigos QR a través de los cuales se puede acceder a información sobre el paraje mediante dispositivos móviles. La actuación ha sido complementada con una repoblación forestal organizada por la concejalía en la que participaron recientemente un total de 60 escolares de quinto de primaria de los colegios Bonavista y Rafael Juan Vidal, que plantaron 20 chopos blancos de ribera y diferentes arbustos «y en los que hemos tratado de crear una conciencia medioambiental apadrinando estos árboles y que los escolares los sientan como suyos» según añadía la regidora.

La senda rehabilitada permite comunicar el Parque de la Asociación de Donantes de Sangre San Vicente de Paúl, en las inmediaciones del matadero, con el Camí la Moneda. Todo ello, «a través de una zona verde muy agradable para pasear, donde puede ir gente de todas las edades y en la que hemos reforzado la seguridad con elementos como barandillas de madera y vallas que en algunos casos provienen de los propios árboles que habían caído, para que todos puedan disfrutar de este paseo con el mínimo peligro posible», explicaba la edil, quien recalca la importancia de «disfrutar y a la vez respetar al máximo nuestro patrimonio natural».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine