13 de junio de 2016
13.06.2016
Entrevista
Margarita Llaudes | Directora del hospital de Ontinyent

«Desde hace tres meses se está poniendo la epidural a las embarazadas»

La directora del hospital de Ontinyent, Margarita Llaudes, destaca las obras en urgencias y el cambio de actitud de los profesionales, más activos en los últimos meses

13.06.2016 | 10:55
«Desde hace tres meses se está poniendo la epidural a las embarazadas»

Directora del hospital de Ontinyent. Accedió al cargo tras las elecciones autonómicas de hace un año y llegó avalada por «un perfil que no tenían los anteriores responsables», su «gran conocimiento» del hospital general de la capital de la Vall d´Albaida.

Llaudes acabó sus estudios de Medicina en 1985 y accedió a la plaza de su localidad, Canals, donde permaneció 10 años. En 1994 hizo un curso de gestión hospitalaria. Hace dos años ocupó plaza de médico de familia en l´Alcúdia de Crespins, donde recibió la propuesta de dirigir el hospital de Ontinyent.

Ontinyent ha recortado en dos años el tiempo en urgencias en 14 minutos, pero aún hay que esperar de media dos horas. ¿En qué tiempo de espera se sitúa lo óptimo? ¿Cuándo se alcanzará?
En urgencias existe un formalismo que se llama «triaje», que cuando llega el paciente hay una enfermera que le toma las constantes y hace unas pruebas que, según la gravedad, es clasificada, lo que determina que el paciente no sea atendido por orden de llegada, sino por la urgencia que presenta. Estos «triajes» han servido para mejorar la atención en urgencias.

¿Qué mejoras se han incorporado en los últimos meses?
La más importante es el cambio de actitud en muchos profesionales. Mejoras como tales aún no. Hay cambios de actitud entre los facultativos y el personal, gente que antes estaba desencantada ahora la ves activada, haciendo propuestas.

¿Hay fecha concreta para la construcción del nuevo hospital?
Mi información procede del ayuntamiento. Ahora vamos a reformar el servicio de urgencias. Obras que van a ocasionar molestias a la población y a profesionales, porque la alternativa sería cerrarla y trasladar todo el servicio a Xàtiva, y eso creo que sería peor. Respecto al nuevo hospital, el ayuntamiento ya ha aprobado un préstamo para la compra de terrenos. Eso llevará un proceso.

¿Se ve como primera directora del nuevo hospital?
Me haría mucha ilusión.

La construcción se demorará unos años. ¿Qué mejoras hay previstas hasta entonces?
Lo  más reseñable son las deficiencias por falta de espacio. Estamos estrangulados. Se va a hacer la ampliación en urgencias, pero hace falta el nuevo hospital porque hay gente queriendo hacer actuaciones que ahora no se pueden.

Dicen que las obras en urgencias no serán una mejora sustancial en una infraestructura insuficiente y obsoleta. ¿Vale la pena invertir medio millón en esas obras?
Sé que para algunos es difícil de entender pero con las obras lo que se va a conseguir es una mejora de atención a los pacientes, con espacios más amplios y mejor equipados. Ahora, la consulta de pediatría ocupa una habitación de poco más de cuatro metros y un niño, mientras se le da un tratamiento, tiene que esperar en una cama en el pasillo. Cuando se hagan las obras ese niño estará en una habitación. Y lo mismo sucede en reanimación. Si alguien llega con un infarto solo tenemos una cama de críticos, tras las obras habrá dos. Que aún quedará pequeño, sí, y nos vamos a gastar mucho dinero, también, pero por pronto que se abra el nuevo hospital tardarán 3 o 4 años.

¿ Se dará un mejor servicio en pediatría, con nuevo espacio pero con el mismo personal?
Enseguida que comiencen las obras iremos a conselleria a  pedir más personal sanitario.

La ausencia de radiólogo de guardia hace que solo se puedan realizar TACs o ecografías en horario de mañana y alguna tarde. ¿No es discriminatorio hacia los habitantes de esta zona?
Tenemos un problema  en dicho servicio, ya que no hay bastantes facultativos en el departamento para  atender toda la demanda. Pero TACs se pueden hacer aquí por la tarde y por la noche, porque las imágenes se pueden ver en el hospital de Xàtiva. Lo que sí es verdad es que aquí no podemos atender las ecografías cuando no hay facultativo de presencia y es necesario derivarlas a Xàtiva.

La lista de espera en traumatología es de varios meses, no hay traumatólogo de guardia fijo y repercute en la atención.
En consultas externas traumatología tiene mucha demanda. Que haya un especialista de presencia depende de la casuística y la demanda. Cuando yo llegué en el año 1999 de presencia estaba el anestesista y el ginecólogo. En estos momentos, en el hospital están de presencia física los médicos de urgencias, el anestesista, el pediatra, el cirujano y el ginecólogo. Luego localizados están el internista y el traumatólogo. Estos en su ordenador llevan una aplicación que cuando el médico de guardia tiene una duda se les consulta, y a la vista de la radiografía le asesora. Y si es una fractura el traumatólogo viene.

La falta de UCI también ocasiona problemas. ¿Hasta cuándo durará esta anómala situación?
Una UCI significa un material muy costoso y personal especializado para llevarla. Este hospital dista sobre media hora del de Xàtiva o Alcoi. Para cesáreas u operaciones    que precisan un ingreso en la UCI, tenemos el SAMU con personal  preparado que puede trasladar al paciente a dichos centros.
Muchas mujeres que van a dar a luz eligen otros hospitales porque aquí no se garantiza la epidural.

¿Cómo se va a resolver?
Yo cuando accedo al cargo veo que eso no debe seguir pasando y contacto con el  jefe de servicio de anestesia de Xàtiva y con los anestesistas de este hospital. Desde hace unos tres meses se está poniendo la epidural a las embarazadas que lo solicitan. El 80% se han beneficiado y el 20% restante no solicitan esta técnica. Además, se está realizando la consulta desde anestesia para embarazadas entre la semana 20 y 22 de embarazo. Y hemos comprado una cama de partos y se están realizando los partos naturales y promocionando el pell amb pell.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine