14 de junio de 2016
14.06.2016

El final más cruel del Ontinyent

Mullor: «Nos merecíamos pasar a la tercera ronda, pero el fútbol es un juego y hay que aceptarlo»

13.06.2016 | 23:49
El final más cruel del Ontinyent

El Ontinyent CF no disputará la eliminatoria final por el ascenso a segunda B, pero deja escrita para siempre una de las páginas más épicas de la historia blanquinegra. El partido de vuelta contra el Tarazona va a ser recordado durante tiempo. Y es que el equipo dirigido por Miguel Ángel Mullor firmó un partido inolvidable aunque la victoria fuera insuficiente para pasar de ronda. El valor doble de los goles fuera de casa ha acabado decantando la semifinal. El 1-0 en Tarazona fue contrarrestado con un 3-2 en El Clariano, pero esos dos tantos zaragozanos permiten a los rojillos seguir peleando por el ascenso.

El Ontinyent hizo lo más difícil. Embotelló al rival en la primera parte y solo le faltó el gol. Gol que sí consiguieron los visitantes en su único disparo entre los tres palos. Ver para creer. Lejos de hundirse, el cuadro de la Vall se encorajinó tras el descanso. La entrada de «la bestia» Francesc fue el desencadenante. El de Xàtiva las tocaba todas en ataque, el Ontinyent entraba por derecha, por izquierda y por el centro. Todo un espectáculo al que solo le faltaba el gol. Y llegó. Por partida triple. Justos los que necesitaban los locales para clasificarse. Entre los minutos 54 y 79 El Clariano vibró con su equipo como hacía tiempo no se veía. Había hecho lo más difícil. Marcarle tres goles a un equipo que no perdía desde enero y que había sellado su portería en el último mes y medio. La clasificación blanquinegra era un hecho, pero en el minuto 83 otro disparo lejano „el segundo entre los tres palos„ se convierte en el segundo tanto tarazonero.

Cruel, pero real. Pese a que había tiempo para hacer el cuarto, el Ontinyent se quedó tan aplatanado que ya ni siquiera se acercó a la portería rival. El 3-2 final metía a los rojillos en la ronda definitiva en la que, por cierto, se jugarán el ascenso contra los madrileños del Navalcarnero. El rival que le hubiera tocado al Ontinyent.

Miguel Ángel Mullor piensa que «tardará en olvidarse esta tarde. Estoy muy orgulloso del comportamiento de la afición y de mis jugadores. Esto es fútbol y solo nos queda que felicitar al Tarazona por la clasificación». El entrenador cree que «nos merecíamos pasar a la tercera ronda. Ellos nos han tirado tres veces y nos han hecho tres goles. Nosotros hemos tenido el control del balón prácticamente en toda la eliminatoria y hoy „por el domingo„ no se podía hacer más. Se ha jugado por dentro, por fuera, luego más directo. Hemos creado multitud de ocasiones, dos palos, un penalti no pitado. Si teníamos que morir, había que hacerlo con nuestra idea».

Mullor está fastidiado más que nada «por los jugadores. Me sabe mal por ellos. Hemos hecho una gran temporada. El objetivo era hacer promoción y lo hemos conseguido. Pasamos la primera ronda y también deberíamos pasar esta, pero el fútbol es un juego y hay que aceptarlo como tal».

Mullor, reto cumplido

El técnico ontinyentí ha cumplido con el reto que suponía entrenar en casa y que la gente se identificara con su equipo. Tampoco consiguió el ascenso a la primera con el Benigànim, así que el nuevo desafio es intentarlo otra vez con el Ontinyent, aunque novias no le van a faltar. Entre ellas, ya se habla de la posibilidad de entrar en la cantera del Villarreal. «No es un tema que me preocupe en estos momentos. Ahora, toca descansar», zanja rápidamente el asunto.

Por su parte, David Navarro se marchaba maravillado de su estancia en tierras valencianas. El entrenador del Tarazona trasladaba esa misma percepción al terreno de juego. «En dos años no me he encontrado un rival que te desarbola de la manera que lo ha hecho el Ontinyent. Lo puedes estudiar viendo videos, pero es que son muy buenos. No tienen nivel de tercera división. Me parece un equipo espectacular y la verdad es que hemos sufrido mucho, como nunca». La clave de la eliminatoria para Navarro ha sido «el nivel de acierto. Es fundamental en una promoción. Hoy hemos conseguido el cien por cien. Dos tiros y dos goles. Ha sido el destino el que nos ha deparado este final». Para el entrenador del Tarazona, «no vale la pena ni hablar del árbitro. El Ontinyent ha generado tanto y ha propuesto tanto que sería injusto achacar nada al colegiado», en referencia a un penalti no pitado a Ayo con 2-1. Por último, David Navarro destaca «el gran ambiente que se ha vivido en los dos partidos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine