22 de junio de 2016
22.06.2016

La APT presenta una querella criminal contra Cerdà, Lorente y Suñer por suprimir los toros

La asociación de profesionales acusa a los tres ediles de prevaricación al impedir festejos taurinos en Xàtiva con una consulta que consideran «ilegal»

22.06.2016 | 09:04

La Agrupación de Profesionales Taurinos, entidad que respalda a los colectivos en defensa de los toros allí donde la fiesta está cuestionada por las administraciones, presentó ayer en los juzgados de Xàtiva una querella criminal contra el alcalde, el socialista Roger Cerdà, y el primer y segundo tenientes de alcalde, los concejales Miquel Lorente y Cristina Suñer, portavoces de Esquerra Unida y Compromís. Esta asociación hace responsables a los tres de la supresión de las corridas de toros en Xàtiva, habida cuenta de que promovieron un referéndum para votar sí o no a estos festejos y, una vez saldada la consulta con un resultado contrario a dicho espectáculo por 79 votos a favor, el alcalde anunció que liquidaba dichos festejos de la próxima Fira d'Agost.

La parte querellante formalizó ayer la presentación de esta querella «de conformidad con lo establecido en el artículo 277 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal por la comisión del delito de prevaricación y del delito contra las tradiciones y derechos cívicos reconocidos en la Constitución y las leyes, así como cualquier otro que aparezca en el transcurso de la investigación de los hechos que se denuncian». Será ahora el juzgado que corresponda quien admita a trámite o no la denuncia. La APT ha actuado a instancias de los dos colectivos protaurinos de Xàtiva, la Penya Socarrats y el Club Joaquín Sanz Punteret.

La querella presentada ayer contra los máximos exponentes del equipo de gobierno tripartito de Xàtiva se sustancia en el hecho „denunciado reiteradamente en los medios por parte de los colectivos protaurinos„ de que no se puede someter a consulta la abolición de los toros. Sabedor de esta dificultad legal, los impulsores de la misma aseguraron que la surgida de las urnas no sería una decisión vinculante. Sin embargo, avisaron de que un resultado contrario a los festejos taurinos sería un «mandato vecinal» que acatarían. Tras cinco días de consulta, el cierre de las votaciones dio com resultado 3.056 votos a favor de los toros y 3.115 en contra. Poco después de saberse este dato, el alcalde, Roger Cerdà, anunció públicamente que en la próxima feria no habría corridas.

En una plaza portátil

Sin embargo, la imposibilidad de suprimir este tipo de festejos se ha revelado inútil pocos días después del referéndum antitaurino: una empresa piensa montar un feria en una instalación portátil que ubicaría en alguna explanada privada que le cedan. Los tres socios de gobierno han admitido que si cumple los requisitos, no podrán negarse a ello. Es ahí cuando surge la segunda parte de la controversia. Si finalmente se pueden organizar corridas de toros igualmente, por qué no ceder la plaza de toros a quien la solicite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine